miércoles, 30 de abril de 2008

7 VÍRGENES (de Alberto Rodríguez)

Si os digo la verdad… me esperaba más de esta película. Tenía puesta en ella grandes esperanzas de encontrarme una película fresca y diferente a todo lo visto hasta ahora. Es decir, una película que hubiera tratado el tema del mundo de los adolescentes pero desde un punto de vista diferente, de una manera más ágil y fresca.

Me esperaba haberme encontrado un Historias del Kronen del nuevo milenio, que hubiera versado sobre las vivencias y desventuras de los adolescentes en su hábitat, en su barrio… pero contado de una forma diferente, aportando algo novedoso e innovador.
Y la realidad es que 7 Vírgenes no lo consigue, es decir, no deja de ser otro Barrio pero con una mayor dosis de violencia entre bandas callejeras.

Eso sí, algo que me gusta mucho de esta película es la frescura y naturalidad que tienen todos sus actores en sus interpretaciones ya que, excepto Juan José Ballesta, la película contó con actores sacados directamente “de la calle” con el fin de conseguir transmitir un mayor realismo y cercanía a la historia. Como dice su director, Alberto Rodríguez “Para darle verdad a la historia, actores y lugares tenían que ser lo más reales posible. Los barrios donde rodamos son decorados naturales y la mayoría de los actores provenían de un casting realizado por los institutos de estos barrios". Fue todo un acierto contar con estos jóvenes actores debutantes para conseguir la frescura y realismo que tiene el film.

En relación a los barrios a los que hace mención Alberto, éstos son unos barrios obreros y marginales de Sevilla, (Pino Montano y Polígono San Pablo), caracterizados por su alto índice de criminalidad juvenil, pobreza y drogadicción (según se dice en esta página web)

La película resulta excesivamente realista y dura en algunas de sus escenas, como es, por ejemplo, la que tiene lugar en una pelea callejera entre dos bandas… Los golpes, puñetazos y patadas que se dan duelen al propio espectador. Muy realista y brutal, quizás… demasiado.

La historia que se nos cuenta son 48 horas (como la famosa peli americana) pero en la vida de un adolescente llamado Tano (Juan José Ballesta), que cumple condena en un reformatorio y recibe un permiso especial de 48 horas para que pueda asistir a la boda de su hermano Santacana (Vicente Romero). Durante estas 48 horas “intensas” (porque si veis la película parecen semanas o meses más que dos días), Tano se reencuentra con su mejor amigo, Richi (Jesús Carroza), y juntos intentan aprovechar estas horas de libertad lo mejor posible, sin límite alguno.

Esta sensación de libertad que durante unas horas disfruta Tano, es lo que más me gusta de la película. Es una oda a la libertad, a la vida, a la amistad, a la diversión… el problema es que nuestro protagonista no siempre aprovecha esta libertad respetando a los demás…

Esta película es también un homenaje a la fuerza e intensidad vital que conlleva la adolescencia. Ésta es una etapa de la vida en la que se hacen cosas que años después, cuando miramos atrás… nos parecen imposibles (e incluso impensables) haberlas hecho. Pero cuando se es adolescente no se miden las consecuencias de nuestras acciones, se hacen y punto. No se meditan ni se piensan tanto nuestros actos…se actúa directamente. Hay un mayor impulso natural y decisión en hacer las cosas sin que exista ninguna barrera que nos lo impida hacer. Existe una mayor de sensación de riesgo, de valentía. No hay cabida alguno para los miedos ni para las dudas (éstas llegan después todas de golpe según se va alcanzando la madurez)

Estas horas de libre albedrío le sirven también a Tano para reencontrarse con todos sus referentes vitales, es decir, con su gente, con su barrio, con su familia, con su amor… y sobre todo para reencontrarse con su gran amigo del alma, el Richi.

Si me preguntáseis sobre qué tema principalmente trata esta película, os diría sin ninguna duda que sobre la AMISTAD, pero de la amistad más pura y sincera, la amistad que se experimenta con una mayor intensidad y sinceridad en los años adolescentes. Durante estos años adolescentes quién no ha hecho cualquier cosa por los amigos. Luego, con el paso de los años esta intensidad se va difuminando levemente en las personas y pasamos a dar más importancia a otros valores nuevos que nos van surgiendo en la vida (hijos, sobrinos…) No es que dejemos de lado a nuestras amistades, pero lo cierto es que esa intensidad y pureza que mostramos años atrás con nuestras amistades va perdiendo fuerza… y gas. Pues estos lazos tan fuertes de amistad son los que tienen Tato y Richi, nuestros dos protagonistas de esta película.

Sobre la interpretación de Juan Ballesta (Tano), qué decir… Pues sobre todo que es un actor que en cada película nos demuestra que es mejor actor y que empieza a tener una filmografía a sus espaldas muy respetable. Eso sí, su personaje de Tano en 7 Vírgenes le va como anillo al dedo, es un papel pensado y diseñado para él. Cierto es que Juan comienza a estar un poco cansado de este encasillamiento de “chico de barrio”, como le he oído decir en alguna entrevista reciente.

Respecto al actor debutante, Jesús Carroza, que interpreta con soberbia y carácter al "Richi", amigo de Tano, comentar que gracias a este papel fue premiado como Goya Mejor actor revelación. Yo no quiero quitarle ningún mérito a su excelente interpretación (repleta de entusiasmo y coraje), pero sí es cierto que yo no le hubiera dado el Goya tan prematuramente porque pienso que para ello hay que ganárselo con alguna interpretación más, no con su primera película (aunque el premio sea para el actor revelación)… Pero respeto la decisión de la Academia, por supuesto, (y mis disculpas a su club de fans)

El director de la cinta, Alberto Rodríguez, tiene el merito de haber conseguido una película con un ritmo ágil y frenético. Me gusta bastante la técnica que empleó en algunas de las escenas de la película porque en ellas da más peso e importancia a los silencios, a los gestos, a las miradas de los actores que a sus propios diálogos (que en la mayoría de los casos carecen de importancia por su carácter esencialmente coloquial)

Sin embargo, como he empezado diciendo, 7 Vírgenes, a pesar de contar con una buena dirección, con unas interpretaciones llenas de frescura y con una buena dosis de acción y realismo, sin embargo, no consigue aportar nada nuevo al panorama cinematográfico español. Además, en mi opinión, no cuenta con un guión potente y bien estructurado, y esto se traduce en que después de verla, queda un sabor agridulce que no acaba de convencer.

Quiero finalizar esta entrada con la letra de una canción creada especialmente para la película. Pocas veces he visto que una canción refleje tan fielmente lo que es la película. La canción, incluída evidentemente en la película, se llama 7 Vírgenes, es del cantante Haze, aquí podéis ver su video musical y la letra es la siguiente:

Ya estas en la calle, el barrio te xana, miras pa'atras
imaginas el reformatorio en llamas, ¡a chuparla!
SDS, litrona en mano y una moto reventa
Levántala, Richi, vamo a pegarno una kija
E o no, maridia? De campaneo x el barrio
Seguramente me eche de menos el comisario
Un semáforo, ventana abierta, bolso, tentación
Que tan solo quedo en simple intención Santacana se casa,
se amarra hasta el fin de sus días
el sabrá, vaya pasada, Tano, quien lo diría
En el centro, como lo llevas, hermano?
Lo mejor, ir a tu bola y ser invisible pa los malos
Sigue la historia, un centro comercial, el Richi se pone a zirlar
Siempre esta igual, no va a cambiar
Me van a enmarronar por culpa tuya! por una mierda de cartera
No te enteras? No quiero na con patrullas
De vuelta pa casa un vecino para al Richi con un radio...

Para seguir leyendo la letra de esta canción… aquí ...

(...57,58, 59,60...)

Por cierto, para quién no la hayáis visto aún… ¿sabéis a qué se refiere el título de 7 Vírgenes?... pues nada, si lo queréis averiguar... a verla!

8 comentarios:

El Secreto Del Mundo dijo...

Hola ricardo, Muchas gracias por pasarte por mi blog.
El tuyo es muy interesante.
Felicidades

Extensus dijo...

A mí me defraudó un poco esta película. Al final me pareció todo un déjà vu. Hay que reconocer que Ballesta no es mal actor pero es que siempre hace de lo mismo. Es siempre la misma persona en distintas películas. Bueno, esa es mi impresión.

Lola dijo...

Mi comentario, Ricardo, va un poco por la línea del de Extensus.

En 7 Vírgenes el que más me interesaba es Juanjo Ballesta, actor muy joven, encansillado desde El Bola, por no decir que bastante, y aunque el reparto parece sacado de un barrio así tal cual, el argumento no me enganchó lo más mínimo.

Un abrazo

@ngelito dijo...

No es de las mejores que ha hecho la verdad, pero me gusta como interpreta este chico. Siempre le dan papeles de este tipo, porque este chico tiene algo especial para interpretarlos, es muy bueno.

Despué de "El bola", la peli que mas me ha gustado ha sido "Planta 4ª" y "Cabeza de perro" no está nada mal tampoco.

Un saludo.

Amador Aranda dijo...

A mí con ésta pelí me pasó al revés, esperaba tan poco (como le gusta tanto a los pelo pincho...cosa rara)...en fin, pues eso. Que me gustó, y me sorprendió bastante. Saludos,.

Ricardo Baticón dijo...

Hola a tod@s!

Bienvendido El Secreto del mundo a este blog. Igualmente gracias por pasarte por aquí. Como te comenté en el tuyo, las entradas que leí me parecieron muy interesantes. Cuando quieras volver por aquí, ya sabes, estás invitado.

Extensus y Lola, nos os voy a quitar la razón en vuestros comentarios porque es cierto, Ballesta hasta ahora a interpretado papeles muy parecidos. (Me queda por verle en Ladrones pero me imagino que parecido).

Pero, como le pasa a @ngelito, a mí me gusta verle interpretar, me creo sus personajes de chico de barrio. (Planta 4ª me gustó mucho, de Mercero, muy tierna y Cabeza de Perro no la he visto).

Amador, lo que te pasó con esta peli es una gozada. La típica peli que la ves por ver, sin esperarte nada de ella... y te sorprende, te atrapa la atención y... te acaba gustando bastante. A mí con unas cuántas me ha pasado esto (lo malo es cuando pasa lo contrario).

Gracias y un saludo para tod@s!

Tere dijo...

Pues no me acuerdo si he visto esta pelicula ya.........ains que rabia.....que mal tengo la memoria yo,vaya tela!!!!
Se que tenia ganas de verla pero al final no me acuerdo si la vi o no jajaja

En fin,que yo venia a comentarte que he visto la peli de "Son de Mar" y vamos es una historia preciosa de amor ainssss como despues de pasado el tiempo todavia ese amor queda ahi guardado...y vuelve a renacer al igual que todos los sentimientos.Me ha gustado,solo que el final un poco triste snifffff

Un besazoooo!!!!!!

Ricardo Baticón dijo...

Hola Tere,

me alegro que te haya gustado Son de Mar... qué alivio, porque me imagino que como yo te la había puesto por las nubes pues tendrías bastantes expectativas puesta en ella. El final sí que es triste... o no, como se mire. Es poesía esta película.

En breve... quiero comentar otra peli de Bigas, a ver si te gusta.

Un saludo Tere, y cuando recuerdes si has visto 7 Vírgenes... ya me dirá qué te pareció.