lunes, 2 de junio de 2008

CASUAL DAY (de Max Lemcke)

“En la calle da igual, pero aquí dentro no hay término medio. Aquí… o follas o te follan. ¿Tú quieres follar o qué te follen?”

Una vez más, una película española nos vuelve a mostrar la cruda realidad de la sociedad española, y esta vez nos la enseña desde el mundo de la empresa.

Casual Day nos habla de una herramienta de la nueva y moderna gestión empresarial, una técnica moderna del management del siglo XXI, importada de los EEUU, que tal como la define el propio personaje de psicólogo, interpretado con gran dosis de realismo y naturalidad por Alberto San Juan:

“Señores, el Casual Day no es solamente ir vestidos de calle, de hecho aquí hay gente que quiere ir de traje y va con traje. El Casual Day no es otra cosa que trabajo en equipo. Simplemente. Es decir, las cosas son en gran medida, lo que vosotros queráis que sea”

Por si no os ha quedado muy claro, la Wikipedia lo define así “Casual Day es una práctica empresarial importada de EEUU con la que las compañías aprovechan para llevar de viaje a sus empleados, normalmente al campo, y así fomentar las relaciones personales entre compañeros, reducir su estrés y, de paso, mejorar el rendimiento en el trabajo”

Bueno, luego hay otra definición menos “oficial” que más bien os recomiendo que no la hagáis mucho caso y es la que José Antonio (Juan Diego) le dice en una escena a su futuro yerno Rodrigo, Ruy (Javier Ríos) y es la siguiente:

“El Casual Day es para que te olvides del resto de los días. Para que no veas la realidad... porque la realidad es el Sr. Jefe López de Andrada con los señores de la sexta planta follándose por el culo a los 2.200 trabajadores de la empresa… ¿está claro?”

Quedaros mejor con las dos primeras definiciones, aunque bien es cierto que si la intención de esta herramienta de gestión empresarial es muy buena, no lo son tanto sus resultados que se obtienen con ella… Y es que... lo que no se haga en el día a día laboral, no se puede conseguir en 24 o 48 horas y ésto... es lo que se ve reflejado a lo largo de este film.

La película atrapa la atención del espectador desde el primer minuto, en una excelente escena rodada con acierto en primer plano donde Marta Etura, dando vida a una “niña bien” llamada Irene, confiesa todas sus dudas e inseguridades que tiene con su novio Rodrigo (Javier Ríos) ante su mejor amiga Marta (Estíbaliz Gabilondo). Una conversación con tintes celosos-surrealistas acentuado con un toque sensual. Original comienzo

Esta breve pero intensa interpretación de Marta Etura marca el banderazo de salida de esta ácida comedia caracterizada por contar con un gran elenco de grandes actores que aportan toda la fuerza y credibilidad necesaria que requieren sus personajes para que la película alcance altas cotas de credibilidad y realismo.

Para que el espectador comience a hacerse una idea de lo que le espera por ver en esta historia, su Director, Max Lemcke, nos presenta una escena grupal con todos los protagonistas de esta peculiar empresa, en la que su psicólogo (Alberto San Juan) ordena a cada miembro de este grupo elegir un instrumento musical y hacerlo sonar. Es una escena digna de ser mencionada que marca el comienzo del Casual Day.

"… Por eso yo os pregunto, ¿qué vais a hacer para que hoy sea vuestro Casual Day, y digo "vuestro", Casual Day?"


A partir de esta escena, se nos va presentando de una forma clara y rotunda a todos y a cada uno de los personajes que integran este grupo humano con sus diferentes y marcadas personalidades.
En primer lugar tenemos al líder, al jefe de la tribu, a José Antonio interpretado por Juan Diego, que una vez más, nos da una lección interpretativa de lo que es encarnar un personaje con soberbia, carácter y talento. A lo largo del film el espectador se olvida que es Juan Diego y sólo ve a un empresario lleno de ambición y sin escrúpulo alguno… Un personaje obsesionado con el poder, con el tamaño de su despacho, o con la adquisición de su nuevo coche.

“¿Tú sabes por qué yo estoy en la planta sexta?... Yo estoy en la planta sexta porque cada día antes de irme al trabajo me miro al espejo y me digo: Yo quiero estar en la planta sexta. Como un rezo, como una forma de rezar”

En la primera escena de José Antonio (Juan Diego), dialogando con su futuro yerno, Rodrigo (Javier Ríos) nos muestra su acentuada personalidad y en tan sólo unos minutos le deja bien claro a su futuro yerno (y a nosotros, los espectadores) cómo debe de actuar en la empresa... y con su hija Irene (Marta Etura). No necesita más tiempo para marcar territorio, distancia... y respeto. Esta escena, que podía valer como anuncio de una prestigiosa marca de automóviles, es de lo mejor de la película.

“Rodrigo, si tú quieres… puedes. ¿Te has fijado en el sillón de mi despacho?... De sentarte de los años se ve el dibujo… el dibujo del culo. El mío se ve, se ve perfecto. ¿Y sabes cómo se consigue?... Echando horas y horas, ahí, invierno, verano… Y más horas, haciendo empresa… Porque sino no se hace dibujo, y si no está el dibujo de tu culo, sirve para cualquier culo… ¿Me sigues o no?”

Pero si os ha quedado duda alguna sobre el carácter de este personaje carismático, la película nos regala una segunda escena que tiene de nuevo a Juan Antonio de protagonista junto con una inocente y novata trabajadora llamada Bea, interpretada con mucha credibilidad por Malena Alterio. Bea, elegida como víctima para sufrir las consecuencias de la incorporación de una nueva persona en la empresa por vía “enchufe”, se ve totalmente débil, inferior e impotente ante el poder de orden y mando de su jefe, José Antonio. Una escena llena de doble sentido en la que Juan Diego lleva y dirige la conversación de su personaje por donde él quiere y le conviene. No hay otra dirección, él manda, él el jefe. No hay posibilidad de discutir su decisión, sólo de acatarla con la mejor cara posible. Excelente escena igualmente.

“Para que te hagas una idea, llevan lo mismo que nosotros pero en el área de Castilla-León”

“¿Castilla-León?”

“Sí, digamos que el centro neurálgico está en Palencia”

“¿En Palencia?”

“En Palencia, sí, pero moviéndote, eh?, nada fijo. Por cierto ¿tu no eras de por ahí, no?”

“De Logroño”


Logroño, pues eso, oye mal… pues mal no te viene. La familia, los amigos… yo creo…”

Es tal el peso que tiene Juan Diego en este filme coral, que como dice el propio Max Lemcke fue el primer intérprete en confirmar su presencia y esto fue una especie de estrategia que le sirvió de gancho para convencer al resto de los actores "Juan Diego dijo que sí rápidamente, los demás fueron leyendo el guión, sabían que ya estaba Juan y se apuntaban" comenta Max.

Todos los personajes que salen en esta película tienen personalidades tan distintas y dispares que cada uno de ellos daría para hacer una película con cada uno de sus personajes. En esta empresa (ejemplo de una empresa “tipo” de la que hay por el mundo empresarial) tenemos tal variedad de personalidades, que hay para todos los gustos...

... Por una lado tenemos una personalidad llena de soberbia y orgullo como es la de el personaje Cholo (Luis Tosar), que utiliza su posición de poder en la empresa para conseguir sus objetivos sin educación alguna y de una manera poco ética.

... Por otro lado nos encontramos con una personalidad más insegura y rencorosa como es la de Almarcegui (Secun de la Rosa).

... O también tenemos un perfil más conformista como es el personaje de Arozamena (Álex Angulo), poco amigo de meterse en jaleos y líos.

… También hay personalidades más optimistas, llenas de ilusión y aún “no contaminadas” por el pesimismo del resto de los compañeros, como son los personajes de Rodrigo, Ruy (Javier Ríos), y de Marta (Estíbaliz Gabilondo)

... Pero también tenemos una personalidad más pícara y astuta, de estar "de vuelta de todo” como es el del personaje de Morales interpretado por un Arturo Valls que nos recuerda en alguno de sus registros a su célebre personaje en la famosa serie televisiva con aroma a café.

... O incluso tenemos un perfil de personaje con la moral e ilusión por los suelos, al borde de la depresión, como es el personaje de Velasco, interpretado por Carlos Kaniowsky.

“¿Podría ser, pregunto, que alguna circunstancia de tu vida personal esté afectando a tu trabajo?"

"Oye, a ti te lo ha comentado alguien, quién?"

“No eres una isla Eduardo. Lo que a ti te pasa repercute en grupo, entiendes?….”

Y para dirigir a este complejo grupo humano tenemos a un maestro de orquesta, un coach, un profesional externo de la empresa… El psicólogo del grupo, interpretado magistralmente por un Alberto San Juan que una vez más nos ofrece una interpretación sencilla, humilde y repleta de credibilidad. Alberto San Juan se supera en cada nueva película que hace. Su excelente interpretación, junto con Emma Suárez, en Horas de Luz, nos descubrió a un actor lleno de grandes posibilidades y de mucho talento... Y así lo ha ido demostrando en distintas películas hasta obtener el reconocimiento de la Academia con su merecido Goya por su entrañable interpretación en Bajo las Estrellas (igualmente junto a Emma).

Más de una persona se sentirá identificada con alguno de los personajes que la película contiene porque como os comento, hay suficientes personalidades bien distintas para que cada uno elija la que más se adapte con la suya. Y sino, seguro que encontraréis en alguno de ellos alguna similitud con la de algún compañero de trabajo porque lo que se ve en Casual Day es un reflejo muy fidedigno de la realidad empresarial que ocurre en muchas de las compañías de nuestro entorno.

"A mí me interesan las cosas que ocurren día a día, y desde luego esa precariedad y esas actitudes las veo constantemente" dice su director, que buscó la tensión de la acción en los propios diálogos de sus actores como así se desprende se sus siguientes palabras: “Me siento más cercano a Glengarry Glenn Ross, porque he llegado al cine desde la fotografía. Por eso he cuidado la tranquilidad en la imagen, en la composición. La tensión ya surge de los diálogos".

Lo cierto es que Casual Day es una película que nos devuelve a una realidad empresarial que a veces se nos escapa de las manos u obviamos cuando vemos alguna película de producción americana que nos suele presentar una realidad empresarial bastante distinta. Normalmente, más idealista y bastante más alejada de la realidad diaria empresarial.

Hoy en día, las nuevas teorías políticas, sociales y empresariales tienden a mostrarnos que es posible un ambiente de trabajo ideal. Un lugar de trabajo imaginario donde exista una verdadera igualdad de sexos (Ley de Igualdad), un lugar donde reine el buen compañerismo (sin envidias ni malos rollos), un lugar donde se de una cordial y respetuosa relación entre empresarios y trabajadores, entre patrones y asalariados. Un lugar imaginario, es decir… El mundo de Yupi.

Como apoyo a estas nuevas tendencias empresariales, surgen continuamente nuevas técnicas de gestión empresariales nacidas (en principio) para conseguir estos fines. En decir, herramientas de gestión empresarial que persiguen conseguir, entre otros objetivos, que la relación entre superiores y subordinados sea cada vez más humana, más diálogo y menos “de imposición” para que reine un buen ambiente dentro de la atmósfera empresarial y esto, por supuesto, se vea reflejado positivamente en la cuenta de resultados de la propia empresa.

Claro, todas éstas técnicas de la moderna gestión empresarial están dotadas de muy buena intenciones pero la realidad empresarial del día a día nos viene a demostrar muchas veces que la práctica es a veces muy diferente a la teoría y que en el día a día no es tan fácil la aplicabilidad de estas técnicas porque dependen de múltiples factores externos como son la motivación de los propios trabajadores, la remuneración o las circunstancias personales de éstos… y esto es lo que nos quiere mostrarnos esta película.

Casual Day nos da una visión cercana y realista de lo que ocurre en un gran número de empresas, sobre todo en empresas de un tamaño y facturación importante. Empresas normalmente veteranas que cuentan con amplias plantillas en las que tienen trabajadores con bastantes años de experiencia trabajados a sus espaldas.

Casual Day nos habla de realidades y miserias que se da en toda buena empresa y grupo humano que se aprecie. Como dice una crítica que leí recientemente en la Revista Fotogramas del pasado mes de mayo “Casual Day es una estimulante película que arroja luz sobre la real situación de las relaciones laborales en un mundo de nuevas tecnologías, pero en el que subsisten los viejos lazos que siempre han vinculado a patrones y asalariados”

La crítica, por el momento, ha sido bastante respetuosa y benévola con la película, como son las siguientes que os he seleccionado:

El País "Es un retrato coral sobre el desprecio privado y público tan descarnado como jocoso, interpretado por un magnífico grupo de cómicos. Escrita con precisión, sencillez y negrísimo sentido del humor"

ABC "Texto brillante, que recuerda, por temática y naturalidad, a Smoking room. Es un gustazo toparse con un producto de la tierra capaz de conectar con las inquietudes del espectador”

El Mundo "Cercana a nuestra mejor tradición del esperpento, divertida a fuerza de deprimente o ridícula en el fondo, mientras que cuando se pone un poco seria y tantea el drama, la impresión es de inverosimilitud"

Fotogramas "Hilarante, con tono ácido, pero al tiempo de inusual áspera elegancia. Lo mejor: el elenco. Todos sin excepción"

Cinemanía "Comedia divertida y amarga al tiempo, sin pedantería ni salidas de tiesto. Fiel a las esencias corales de la comedia berlango-azconiana, está libre del pecado televisivo"

Creo que si os animáis a verla, no os va a defraudar porque Casual Day no deja de ser más que un reflejo de lo que es buena parte de la sociedad, es decir, un grupo humano donde se mezclan caracteres y personalidades bien diferentes que tienen que convivir juntos todos los días. Al final y al cabo una empresa no deja de ser más una especie de segunda familia, con sus relaciones de liderazgo y respeto, con sus envidias, sus favoritismos, sus normas…

“Aquí… o follas o te follan. ¿Tú quieres follar o qué te follen?”

Pues esto es lo que hay. El mundo empresarial, en la mayoría de los casos, sigue siendo bastante competitivo y ambicioso en la consecución de sus fines (por mucho q no empeñemos en negarlo u obviarlo).

Y vosotros, ¿cómo sois?... ¿competitivamente pasotas o de los que no os gusta perder ni al parchís?

21 comentarios:

Lola dijo...

Hola Ricardo. No me gusta perder, en nada.
Sobre Casual Day, creo que la propuesta es más que interesante. El reaparto es bueno, que no brillante.
El argumento tiene muchas ideas entremezcladas pero que se resuelven, y de actores...pues Juan Diego y Alberto San Juan. Me gusta este chico, tiene muchas tablas gracias a Animalario, pero le veo como un actor muy completo, le he visto en todos los registros, pero me gusta más en el dramático(cómo no)
Estaba pensando que el cine español no atraviesa un año de exitazos, pues desde El Orfanato y los Crímenes de Oxford...
huelga decir que Amenabar y Almodovar estrenarán en 2009 sus trabajos actualmente en fase de rodaje.
Mala salud la de nuestro cine, que a veces nos regala películas como casual day.

Tere dijo...

Hola!!!

Pues esta pelicula la quiero ver yo,desde que la vi anunciar en la tele,digo tiene buena pinta no se.....

Y en cuanto a lo de ser competitivo,yo no lo soy nada no se si sera bueno o malo.Pero no me gusta pisar a nadie,ni fastidiar a nadie por conseguir algo.Mas bien soy competente que competitiva.
Y se perder,por que la vida me ha exo asi jaja

Saludicos!!!!!

RFP dijo...

Estoy muy perdido últimamente. Ni sabía que existía, pero ya estoy en ello. Tu comentario (documentadísimo, por Dios, yo sólo doy opiniones... qué cutre soy) me ha recordado, sin embargo, a dos películas españolas de desigual resultado, El método (que no consiguió lo que pretendía) y la citada Smoking Room, magnífica sátira sobre el mundo empresarial. El verlo en tono de comedia puede ser un aliciente.
Y respecto a ganar o perder, yo intento ganar en la vida. Afortunada o desafortunadamente, yo soy de los que me encargo de salvarle el culo al Estado o Comunidad Autónoma que me pague (para eso uno es funcionario), y a mi escalar en "la empresa", me la trae floja. Siempre fui mucho más constructivo en la oposición.
De todas formas a estas alturas del cuento, y viendo lo que se avecina, lo que me gustaría ganarme sería un marido rico (con una VISA platino sin límite de crédito sólo para mi) que me retirara. Y es que eso de que el trabajo dignifica es falso, falso, falso como la falsa moneda (que de mano en mano va, y ninguno se la queda).

RFP dijo...

Por cierto, me olvidé comentarte que ya "posteé" La tormenta de hielo,por si quieres pasarte, además de alguna otra cosa más.
Saludos.

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola!

antes de nada, gracias a los tres por molestaros en contestar a la pregunta que formulaba al final de la entrada, se agradece!.

Lola, una vez más es un lujo ver tus conocimientos cinematográficos plasmados en forma de comentarios en mi blog. Comparto contigo la opinión sobre Alberto San Juán y sobre lo que comentas de la mala salud que atraviesa nuestro cine... la verdad es que ya me fastidia reconocerlo pero sí que es cierto que al final destacan 2-3 películas por año y poco más (el año pasado Volver, Bajo las Estrellas...) También es cierto que muchas pasan sin mucho éxito pero luego las descubres en dvd o en la tele y maravillas lo buenas que son. Confío que sigue habiendo mucho talento en nuestro cine.

Tere, a tí que te gusta bien el cine español, me imagino que esta película no te disgustará (al menos tiene todos los ingredientes para no hacerlo). Cuando la veas, ya nos contarás qué te pareció.

Rfp, andas muy acertado con tu comentario porque tanto El Método como Smoking Room hablan de estos temas, del mundo de la empresa, de la relación de patronos-asalariados, relaciones entre los propios trabajadores... Bueno, en la de El Método no se conocen entre ellos porque es una prueba de selección pero el mundo de la empresa está continuamente presente.

Por cierto, en breve pasaré para ver tu entrada sobre Tormenta de Hielo.

Gracias por vuestros comentarios!

@ngelito dijo...

La pongo a bajar ahora mismo, porque desconocía la existencia de esta peli por completo. El reparto de actores parece bueno y con todo lo que cuenta tiene buena pinta, así que habrá que verla.

Gracias Ricardo, como siempre, por recomendarnos buenas pelis. Cada día te lo curras mas, expones muy bien las entradas. Un saludo.

María dijo...

Pues a mí me sucede lo que a angelito, que no conocía la existencia de esta película, yo no la he visto anunciar, pero mira por donde, gracias a tí, estoy informada de ella, y desde luego que no me la pienso perder porque me parece que me va a gustar.

Desde luego tu blog es de mucho trabajo, no me extraña que tardes en publicar entradas.

Un beso.

María dijo...

Jajjajja ¡¡¡es increíble!! se han cruzado nuestros comentarios, jaja, cuando yo te estaba poniendo éste, tú me has puesto el de mi blog jajaaj tenemos telepatía, sino no me lo explico, pero desde luego, que en esta vida hay muchas casualidades.

Besos otra vez.

vix! dijo...

Collons, Ricardo, hay que ver cómo te lo curras... muy bien el análisis; muy documentado, con links externos por todas partes... da gusto leer tus opiniones.

La peli no la conocía y me has convencido. Ya veremos si tengo tiempo de verla. Si lo hago te pondré otro comment.

Me recuerda bastante a "El Método", una peli que, dentro de esperable, no estaba nada mal y navegaba por los mismos cauces. Ésta tiene pinta de ser más "chistosilla", cosa que, tal como anda el mundo, se agradece.

Felicidades por tener la oportunidad de ver tanto cine y disfrutar con él como lo haces.

vix! dijo...

Por cierto, respecto a la pregunta...

A mi perder ni me gusta ni me disgusta, simplemente no lo hago.

:)

María dijo...

Te dejo mis saludos y una rosa.

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola!

@ngelito, pues sí, estamos ante una película con un gran reparto de actores y la película en líneas generales está bastante bien y entretiene. Pero te aviso que está actualmente en carteleras de cine a si que no se si la encontrarás por em mundo virtual (o con baja calidad...). Gracias por lo que dices de mi blog, me alegro que te gusten mis entradas.

María, me parece estupendo que no te quieras perder esta peli. Cuando la veas si te apetece contarnos que te pareció nos encantará leer tu opinión. Respecto a lo que dices de mi blog, no creas que es tanto curro lo que pasa que empiezo escribiendo, me emociono y me acabo enrollando quizás... demasiado. Con el tiempo tengo que intentar hacer las entradas más ágiles para leerse. (Ah, y si es casualidad lo de haber coincidido en los comentarios, curioso). Un saludo.

Vix, te agradezco tus comentarios hacia mi blog... pero tu tampoco es que te lo curres poco con tus entradas, eh?... además son muy originales, tratas temas muy curiosos. Tienes razón en que tiene cierto parecido la peli en cuestión con El Método, pero como le he comentado a Rfp, en el Método los protagonistas no son compañeros, no se conocen de nada, entonces hay menos confianzas, hay más frialadad... Pero ojo, Casual Day de "graciosilla" tiene lo justo, en el fondo, es un retrato cruel de la empresa española, un retrato... que a veces se parece mucho a la realidad.

Gracias a tod@s!!

@ngelito dijo...

A ver si la encuentro en DVD Screener, y si el sonido es aceptable aunque sea para verla, la veo, si veo que no se puede escuchar, me espero a bajarla en DVDRip. Gracias por el aviso, jejeje, saludos

Natacha dijo...

Gracias por tan extensa explicación. Ya te dije en alguna ocasión que el cine español no es precisamente mi debilidad... pero ésta parece que se le puede dar una nueva oportunidad...
En cuanto a tu pregunta final... No me gusta perder, pero lo acepto bien. Tengo buen perder... y buen ganar, que es más dificil, jeje.
Un besito, guapo
Natacha.

luna dijo...

Buenas noche Ricardo

!vaya comentarista que estas hecho!fenomenal te explicas tambien, que me apetecera ir a ver esta pelicula pero al cine, en la TV de casa no me gusta mucho pues no se disfrtuta ya que cada momento te estas levantando o te suena el telefono.....

Brsitos

Luna

Extensus dijo...

Me la apunto para verla. Además Juan Diego es de los pocos actores españoles que me gustan de verdad. Como siempre un buen artículo, como todos los post hay en este blog. Saludos.

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

Creo que soy pasotilla. Pero solo hasta cierto punto.

:S

Tiene muy buena pinta! jejejejeje


un besito

La Creadora dijo...

Pues interesante argumento, yo competitiva soy, pero porque me gusta aprender, aunque siempre de un modo racional, no exageremos las cosas eh!

Saludines!

RICARDO BATICÓN dijo...

Buenas!

Hola Natacha!... si como lectora de mi blog, consigo en el futuro que des una nueva oportunidad al cine español, será toda una gran satisfacción. Creo que es un cine con mala propaganda o "mal vendido" pero te aseguro que es un cine más cercano a nuestra realidad diaria que muchas de las producciones americanas que nos llegan a las pantallas todas las semanas (ojo, que todo es cine y también las respeto y muchas de ellas me encantan igualmente)... pero el cine español muchas veces no es tratado con la justicia o calidad que merece. Bueno, poco a poco se irá consiguiendo, digo yo...

Hola Luna. Gracias por lo que dices. Te comento que aún puedes disrrutar de esta película en una pantalla de cine, aunque te recomiendo que no te demores mucho en verla porque los estrenos de cine español ya sabes que no suelen durar mucho en cartelera al no ser que sea un estreno tipo Orfanato o Rec... Un saludo!

Extensus, espero que no te descepcione esta peli cuando la veas. Lo que tengo claro que la película no lo se... pero la interpretación de Juan Diego no te descepcionará con toda la seguridad. Está magistral en su papel... Aunque yo me sigo quedando con un papel suyo... el que hace de cura en You`re the One de Garci. Impresionante.

Luciérnaga azul, sí que tiene pinta la peli... y si la llegas a ver confirmarás tus sospechas (o eso creo). Otro saludo para tí.

Creadora, buen argumento el tuyo para se competitiva... para no estancarse y seguir aprendiendo aunque como bien dices, de una forma racional o moderada... No es necesario tener que pisar a los demás para lograr ese objetivo, no crees?

Saludos para tod@s y gracias!!

Tere dijo...

Hola Ricardo!!!

Pues este fin de semana he visto la pelicula de "Dame Diez razones",,que sale Paz Vega.

Pues la pelicula no esta mal la verdad,esta entretenida pero al final me quede un poco asi como¿ya se acabo? jajaja pensaba que la peli aun seguia,pero no acabó!!!!!!!

Pero esta muy bien ,almenos a mi me gustó.No se si las habras visto tu.

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola Tere,

he leído buenas críticas de la película que comentas de Paz Vega... con el gran Morgan Freeman... que además interpreta irónicamente a un actor famoso ya en horas bajas, no??... Habrá que apuntarla para verla próximamente. Gracias por la sugerencia Tere!