domingo, 15 de junio de 2008

INTERIORES (de Woody Allen)

“Había dejado mis estudios de Derecho cuando conocí a Eve. Era muy hermosa, su pálida tez contrastaba con su vestido negro. Su único ornato solía consistir en un simple collar de perlas. Distante… siempre distinguida y distante”

“Cuando nacieron las niñas, todo funcionaba con tal orden y perfección, que si uno se para a analizar resultaba un tanto… rígido. Lo cierto es que vivíamos inmersos en un mundo que ella nos había creado en el que cada cosa tenía su lugar y en el que nada alteraba la armonía. Todo en él era… dignidad. Yo diría que era… un palacio de hielo”

“De pronto, un día, inesperadamente, un gran abismo se abrió a nuestros pies y me encontré con una faceta que yo… no conocía”

Estamos ante una historia lenta, pausada e intimista, con aires nostálgicos y abatidos… El propio Woody Allen comentó en alguna ocasión, con cierta ironía, que había realizado un film especialmente para los europeos, es decir, para gente con paciencia y poco amiga de las prisas… Para un público dispuesto a disfrutar de una historia con calma, de forma relajada. La película empieza como acaba, con la misma escena, desde el interior de una habitación… observando desde la ventana… el mar en calma.

Es un film lento, meditabundo, lleno de grandes silencios y reflexiones sobre la vidaEstamos ante un Allen distinto al que habíamos conocido hasta la fecha, sin sus vertiginosos e ingeniosos diálogos y sin sus gags cómicos a los que nos tenía acostumbrados hasta ahora. Interiores se caracteriza por contar con grandes y profundas conversaciones existencialistas teñidas con un aura intensa de nostalgia, tristeza y melancolía.

"Interiores es una aguda disección del comportamiento humano, sumamente provocativa, que marcó un punto de inflexión en el cine de Woody Allen. Tomando como referencia el cine del director sueco Ingmar Bergman, Allen evitó cualquier atisbo de comedia, para realizar un filme lento y reflexivo, planteado como indagación psicológica de sus personajes” se define con mucho acierto en el sitio web de Linkara.

“Quiero decir algo y voy a hacerlo sin rodeos. Las circunstancias lo requieren. He considerado el asunto con detenimiento y lo he analizado concienzudamente…. Creo haber sido un excelente marido y un padre responsable. Nada tengo que reprocharme, he cumplido mi deber. Ahora quiero ser yo mismo una temporada…”

Estamos ante una película con tintes tristes y dramáticos que aborda la situación de una familia en crisis. Una mujer, Eve (Geraldine Page) no acepta la separación planteada inesperadamente por parte de su marido, Arthur (E.G. Marshall). Eve contará con la ayuda y el apoyo incondicional de sus hijas… Hijas que tienen también sus propios problemas… Problemas generados en gran medida por el poco cariño o falta de atención mostrada por su propia madre hacia ellas a lo largo de sus vidas.

“No estés tan triste. Haces que me considere culpable… Es una ironía, a pesar de que yo estoy preocupada por ti y tu me correspondes con el desdén desprecio… me siento culpable”

Tenemos una historia sobre una madre que no pierde la esperanza de reconciliarse algún día con su marido, esperanza que es alimentada por una de las hijas y negada por la otra. Flyn (Kristin Griffith) se resiste a dar un respiro de optimismo a su madre. Todo lo contrario que Renata (Diana Keaton), más permisiva y compasiva con su madre que su hermana. En este triángulo de inseguridades y contradicciones se mueve la película.

“¿Qué te pasa, sigues pensando en tu madre?”

“No puedo creer que Renata la de ánimos… que la haga concebir falsas esperanzas”


Interiores aborda el tema de los golpes inesperados que a veces nos depara la vida por sorpresa, sin avisar. El amor de su marido que Eve lo tenía como un valor seguro, eterno y sin riesgo de perderlo.... del día a la mañana lo pierde. Así es la vida a veces de caprichosa que nos obliga a estar siempre en alerta y a no relajarse. Pero es que nadie dijo que vivir fuera fácil… o un camino de rosas.

Para Eve sus hijas no son suficiente motivación para compensar la pérdida del amor de su marido… Pero para sus hijas, cada vez es mayor la preocupación y angustia que sienten hacia la situación de su madre… ansiedades que trasforman en inseguridades existencialistas con sus propias parejas…

“A veces pienso que si tuviéramos un hijo… Oh no, señor, sólo de imaginarlo ya me angustio, sería algo irremediable…”

“¿Y qué me dices de la fotografía?... se te daba bien, tenías verdadera predisposición”


“La detesto, es una estupidez… Siento una necesidad imperiosa de expresar algo pero no sé lo que quiero expresar ni cómo expresarlo”

Joey (Marybeth Hurt) es tercera hija pero está “fuera de juego”. Es actriz, vive fuera, y está “out” de la situación actual de crisis que atraviesa su familia. Sin embargo, es el orgullo de la familia, la que ha triunfado, la que ha demostrado al mundo su talento.

La película estéticamente es bella, con pocos exteriores y muchos interiores… Interiores de hogares, interiores de personalidades, interiores… La cámara de Woody Allen nos regala unos planos bellos y elegantes de diseños y decoración de interiores que parecen sacados de una revista prestigiosa de muebles.

Interiores es básicamente una película de reflexiones y conversaciones entre mujeres, entre dos hermanas con caracteres bien diferentes y entre éstas con su madre. Reflexiones tristes, intensas y con mucha tensión contenida en sus diálogos. Estamos, como podréis comprobar, ante una película poco corriente de Woody Allen, una película carente de todo humor e ironía característicos en los films de Allen.

“¿Por qué esforzándome en seguir creando?, ¿con qué fin?, ¿con qué objeto?, ¿con qué propósito que lo justifique? La verdad, ¿importa realmente que alguien lea alguno de mis poemas cuando yo me haya ido para siempre?... ¿va a reportarme alguna compensación?”

¿Escenas para recordar?... más que escenas, conversaciones y diálogos para recordar y recomendar. No obviemos que estamos ante una película de Allen y esto equivale a calidad en los diálogos. No obstante, sí que hay una escena de gran calidad que quiero destacar y es la que tiene lugar cuando Arthur se presenta de improvisto en la casa familiar acompañado de otra mujer, Pearl (Maureen Stapleton), de la que se ha enamorado inesperadamente y con la que quiere casarse. Es una escena en la cual las emociones se desbordan y la cara de las hijas se transforma en sorpresa y desconcierto. Una gran escena.

Pearl, al contrario de Eve, es toda una amante de la vida y de las cosas sencillas. Arthur quedó prendado de de su vitalidad y energía que desprende y se enamoró de su fuerza y ganas de vivir… curiosamente, todo de lo que carecía su esposa Eve. La aparición de Pearl es breve pero intensa porque nos deja reflexiones tan interesantes como son, por ejemplo, las siguientes:

“Sólo se vive una vez pero es suficiente si lo sabes sacar partido”

“Arthur, come tarta, quién te lo impide... Llegarás a los 100 años si renuncias a todo lo que te gusta en la vida”

Así es el cine de Woody Allen, lleno de frases inteligentes, irónicas... Se trata, además, del primer film en el que Allen sólo dirige pero no actúa.

“Creo que tu eres demasiada perfecta para vivir en este mundo. Todas esas habitaciones tan exquisitamente amuebladas, esos tan interiores tan cuidadosamente diseñados… Todo tan controlado. No había lugar en ellos para los sentimientos humanos”

Y el mar habló por todos ellos... el mar. Final muy metafórico y bello.

La película es de 1978 y obtuvo 5 nominaciones al Oscar. Buena historia, buenas reflexiones, buenas conversaciones… buena película para disfrutarla con tranquilidad, en soledad o en compañía... Sin prisas, disfrutándola… como la vida misma.

“El mar está en calma”

“Sí, muy tranquilo”

17 comentarios:

Lola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lola dijo...

Ricardo, he suprimido el comentario. Si es que cuando me pongo a escribir sobre Woody Allen nunca consigo acabar.

Felicidades por tu crítica, por intercalar en ella fragmentos del guión de Interiores, que la vi hace muchos años, y apenas recuerdo..y más felicidades Ricardo por esa frase tan guapa: "y el mar habló por todos ellos"

Crítica muy guapa y peli muy guapa.

Saludos.

María dijo...

Desde luego que todos tus escritos son muy interesantes, haces una excelente crítica de todas las películas, con cada detalle, tus posts están fenomenal, y muy trabajados, estás en todo, la verdad es que tu blog lleva mucho trabajo.

Gracias por seguir aquí, ayudándonos a conocer el buen cine.

Te deseo un feliz Lunes.

Un beso.

@ngelito dijo...

Vaya, no he visto esta peli aún, tengo algunas pelis de Woody pendientes de ver. En cuanto la vea te comento. Y mira que me gusta este director, ya me vale, jejeje

Saludetes

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

OOOOOOhhhh el gran W. ALlen!!!!!!!!!!

María dijo...

Te dejo mis saludos deseándote una feliz tarde.

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola!

Lola, como gran entendida cinéfila que eres, me encanta que mi crítica y la peli elegida te parezcan "guapas". Los fragmentos elegidos es porque las pelis de Woody... tienen mucho contendido y mensaje!

María, lo mismo te digo. Gracias por todo lo que dices. Con vuestro apoyo espero seguir estando aquí, como bien dices, siguiendo opinando sobre cine. Gracias.

@ngelito, no creas, que yo también tengo alguna pendiente de ver de Woody Allen, sobre todo de las más antiguas... porque de la era moderna yo creo que sí las he visto... alguna se me habrá escapado.

Luciérnaga azul... si eres admiradora de Allen, espero no haberte defraudado con mi crítica.

Un saludo para tod@s!!

Amador Aranda dijo...

Yo sí vi interiores, hace tiempo...en fin, no sé cómo estará ahora. Creo recordar, que él en cierto modo quería imitar a su admirado Bergman...y sin duda, es la película más Bergman de todas, recuerda quizá en la estética a Gritos y Susurros, mujeres en una casa, con sus marido, ...en fin. Eso. Me gustó de todas formas muchos...aunque sinceramente, no creo que sea el género que mejor le ha sentado a Woody Allen. Veo en drama más a Allen en Hannah y sus hermanas y en Maridos y mujeres...aunque, es cuestión de gustos. un saludo.

La Creadora dijo...

Hola Ricardo, perdon por no pasarme muy a menudo por tu blog, pero andoooooooooooooooooo hastta... ejem me callo... como siempre que buenos resumenes haces de las peliculas!, genial!

Saludos

lucinda dijo...

esta peli no la he visto, pero leyéndote, ya tengo ganas de verla. Es del tipo de pelis que me van, intimistas.

lucinda dijo...

por cierto, ¿casi peli guapa?, pues yo diría que por tú descripción, merece ,un "peli guapa" en condiciones...

El Secreto Del Mundo dijo...

Hola Ricardo, vengo a leerte a veces, y te digo que nunca he comentado (hoy es la primera vez),porque apenas veo peliculas (aunque sí me gustaría).
No suelo ver televisión, solamente algún documental.

En tu blog haces una excelente critica de las peliculas, con infinidad de detalles que aplaudo por la dedicación tan grande que eso conlleva.

Te mando mis saludos y espero que sigas con la estupenda labor que haces.

Gracias también por pasarte por mi espacio.
Personas como tú hay pocas.

Un beso y un abrazo.

Ana dijo...

Otra peli para ponerla en la lista.. a ver cuando puedo visualizarlas.
Un beso!
Pasate por mi blog que tengo algo para ti!

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola Amador. Realmente no se si es el drama nos es el género que mejor le ha sentado a Allen, posiblemente no... lo que está claro que a él no se le recordará por sus dramas sino más bien por sus comedias psicológicas. Gracias por tu comentario.

Creadora, no hay nada que perdonar, faltaría más!... por aquí estás siempre invitada a pasarte cuando tu tiempo y tu trabajo te lo permita, gracias!

Lucinda pues si te van las pelis intimistas... no te la pierdas!, hay que verla con calma (la peli es lentilla) pero yo creo que te gustará. No te falta nada de razón en no catalogarla como "peli guapa"... pero es que dudé hasta el último momento y aunque es evidente que es buena película... para mí, para que sea "peli guapa", necesita un algo más, un algo que te apetezca verla una segunada vez y sin tardar mucho. Pero bueno, un "casi peli guapa", equivala a un bien alto, un 6 más o menos (casi un notable!)

El secreto del mundo, muchas gracias por pasarte de vez en cuando. Si encima no sueles ver muchas películas, te agradezco doblemente que te pases y que no te aburran mis comentarios... bueno intento que entretengan aunque no se hayan visto las pelis. Gracias de verdad por pasarte por este blog. Un saludo

Ana... que ya se te están acumulando muchas películas... No pero ya se que vas viendo porque tu blog está muy "cinéfilo" últimamente y tan interesante como siempre.

Gracias a tod@s por vuestros comentarios o por vuestras lecturas!

Extensus dijo...

Siento discrepar pero a mí esta me parece de lo más guapa que puede ser una película, vamos que es de PM hacia arriba. Saludos.

Extensus dijo...

Siento discrepar pero a mí esta me parece de lo más guapa que puede ser una película, vamos que es de PM hacia arriba. Saludos.

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola Extensus. Sí, la verdad que estamos ante una gran peli... y aunque la he puesto de "casi"... por décimas no consiguió la categoría de "peli guapa"!!...

Un saludo!