domingo, 16 de diciembre de 2007

FLORES ROTAS (de Jim Jarmush)

Vale…no es Lost in Translation, lo sé…ni de lejos…lo sé, tampoco pretende serlo, aunque el personaje de Bill Murray sí se asemejan un poco en ambos papeles. En los dos el tío está forrado de dinero (en Lost es un actor en horas bajas y en Flores Rotas es un empresario que se ha forrado con la informática aunque no tiene un ordenador en casa, curioso). Y la verdad es que la peli se va desinflando según va pasando el tiempo. La primera media hora o algo más atrapa al espectador (con la frescura de las agradecidas intervenciones de Julie Delpy, o una guapísima Sharon Stone con su hija Lolita…) pero el personaje va entrando en una paranoia de 360 grados que resulta gracioso pero a la vez aburrido. Se agradece una amistad blanco- negro (con su vecino), una amistad extraña y distinta a las típicas parejas del cine vistas hasta ahora de blacos-negros. En esta amistad se nota una admiración mutua pero sin más, vamos, el personaje de Bill Murray hasta es pasota de los consejos de su vecino. Pero al final le acaba haciendo caso en todos sus consejos y planes que le propone.


El final no me pega nada, vamos yo creo q al director se le fue la olla, ya que el personaje de Bill Murray se desmelena y dice más palabras (con toque paternalista) que en toda la película (que se limita a tener silencios magistrales y a responder casi con monosílabas).