miércoles, 20 de febrero de 2008

EL MERCADER DE VENECIA (de Michael Radford)

Que una película basada una novela de William Shakespeare no haya sido dirigida por Kenneth Branagh (Hamlet, Mucho ruido y pocas nueces, Enrique V…) resulta ya hasta extraño y en esta película en concreto, con todos mis respetos a su Director, Michael Radford, se echa mucho de menos la pasión y la fidelidad que muestra el Sr. Branagh en sus películas por el escritor más importante en lengua inglesa que ha existido en la literatura universal.

El Mercader de Venecia es una película tediosa, lenta y sin ritmo. Es cierto que cuenta a su favor con un plantel de actores envidiable y una bonita fotografía… pero lo siento mucho, el cine se inventó sobre todo para entretener y yo con este film me he aburrido… y mucho.

Cierto es, que mis gustos cinéfilos son más cercanos a películas que cuentan historias contemporáneas o al menos más actuales y que las que cuentan con un fondo histórico, me cuesta más disfrutar de ellas (me supone bastante esfuerzo evadirme a una época que no tiene nada que ver con la mía actual, por muy bien que esté lograda su ambientación). Pero éste no debe ser motivo para que esta película, ambientada en la Venecia del siglo XVI, no enganche ni entretenga.

En mi opinión, el problema de El Mercader de Venecia no reside en la época histórica que nos relatan sino en la forma narrativa poco atractiva que tiene de explicarnos los hechos que en ella acontecen. Incluso tiene escenas rodadas con poca seriedad cinematográfica, en concreto me refiero a las escenas de los pretendientes que van llegando al Palacio de la bella Porcia para probar suerte en abrir el cofre que contenga el afortunado premio de quedarse con su amor. Parecen personajes salidos de una tele comedia. Poca o nada de seriedad.

Es una pena que el responsable de llevar a cabo esta versión de la comedia dramática de Shakespeare no haya sabido hacer una buena película con lo fácil que lo tenía… Digo fácil, porque contando con actores de tanto talento como son Al Pacino (Shylock), Jeremy Irons (Antonio), Joseph Fiennes (Bassanio) o en menor grado Lynn Collins (Porcia)… pues hasta yo la puedo dirigir y seguro que hubiera obtenido un mejor resultado.

Al Pacino, en mi opinión es el que mejor sabe sacar partido de su jugosa interpretación del judío Shylock, llena de rencor y ánimo vengativo.

La interpretación de Jeremy Irons en su papel de Antonio la podemos catalogar de “decente”, sin más. Vamos, como diría algún profesor de mi infancia “podía haberse esforzado un poco más pero… aprobado”.

Y la interpretación más floja de los tres protagonistas masculinos principales es la de Joseph Fiennes, hermano del Paciente Inglés, que no llega a transmitir prácticamente nada con su vulgar registro interpretativo que tiene en este film.

Para ser justo, hay que decir que la película mejora notablemente en su última media hora, con la celebración del juicio que lleva a cabo Shylock contra Antonio, todo un duelo interpretativo moderado con brillantez por la actriz Lynn Collins (Porcia).

En este litigio destaca sobre todo la interpretación sublime y soberbia de Al Pacino, de quitarse el sobrero. ¡Qué temperamento!... y cómo se va derrumbando poco a poco. Lo mejor de la película, sin duda.

En definitiva, una película más bien mediocre y aburrida, donde sólo se salvan ciertos destellos interpretativos de algunos de los actores, sobre todo de Al Pacino, claro está.

Os dejo, con lo único que me llevo para el recuerdo de esta película. Es un discurso que suelta un Shylock (Al Pacino) todo enojado y enfurecido cuando muestra ante dos cristianos la furia y el rencor que le guarda a Antonio:

Se ha reído de mis pérdidas y burlado de mis ganancias. Ha insultado a mi raza, hundido mis negocios, enfriado a mis amigos e inflamado a mis enemigos. ¿Y cuál es su razón?... ¡que soy judío!

¿No tenemos ojos los judíos?... ¿no tenemos manos?, ¿órganos, dimensiones?

¿Sentidos, afectos, pasiones?

¿No comemos lo mismo?, ¿no nos hieren las mismas armas?, ¿no sufrimos las mismas dolencias… y nos curan los mismos remedios?

¿No sufrimos en invierno y en verano el mismo frío y el mismo calor que los cristianos?

Y si nos pincháis… ¿no sangramos?

Si nos hacéis cosquillas… ¿no reímos?

Si nos envenenáis, ¿no perecemos?

Y si nos ofendéis, ¿no vamos a vengarnos?

Si en todo lo demás somos iguales… ¡también en eso lo seremos!


Impresionante, ¿verdad?... pues imaginarlo en boca de un Al Pacino muy, pero que muy… cabreado.

13 comentarios:

Lola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lucinda dijo...

De esta peli yo tambíen destacaría la escena del juicio, impresionantes interpretaciones y mucho más aún la NO CLEMENCIA CRUEL hasta el final de Al Pacino. El resto de la peli muy floja

Ricardo Baticón dijo...

Lola... sé que me has dejado un comentario sobre El Mercader de Venecia porque le he leído y decías que a tí sí te había parecido una peli GUAPA.

Pues hora aparece que el autor, o sea yo, ha suprimido el comentario... ¡te aseguro que no he suprimido nada!... si ni me he puesto a investigar cómo se hace!.

A si que ya puedes perdonar porque no sé que ha ocurrido. Y nada... que fenomenal que a tí si te haya parecido una versión buena de la novela de Shakespeare... es lo bueno del cine, ¿no?... gustos para todos los gustos!!.

(Reconozco que no se la puede catalogar de "mala" porque la peli tiene sus buenas interpretaciones y una fotografía muy chula... pero yo me aburrí y se me hizo larga.) No la vería en un buen momento, no sé... a lo mejor para una próxima vez (si la hay), la vuelvo a ver con otros ojos.

Un saludo!

Ricardo Baticón dijo...

Lucinda, sí que es impresionante la CABEZONERÍA de Shylock (Al Pacino)de "no bajarse del burro" y querer llevar a cabo como sea el cobro de su deuda con Antonio.

Otro saludo!

Ricardo Baticón dijo...

Lola, he estado investigando por los entresijos del blog, y he dado con tu comentario (aunque sigo sin saber el motivo por lo que se suprimió) pero no lo puedo "publicar" de nuevo, tan sólo reproducirlo de nuevo en este comentario:

"Ricardo, sinceramente, voto por peli guapa. El mercader de Venecia es una adaptación magnífica. Inolvidable Al Pacino.( Y a pesar que defiendo las adaptaciones de Branagh a capa y espada, reconocí en su día que esta adptación es muy digna). Otra cosa es que siendo Shakesapere sin aderezos los discursos son largos. Pedazo fotografía, y qué ambientación,oiga.
Una peli guapa. Me encanta."

Gracias!

Tere dijo...

Hola!!
Muchas gracias por pasarte por mi blog y me alegro deque te haya gustado jeje

Y bueno,ya sabes puedes pasarte cuando quieras!!!

Tu blog tambien esta muy bien por que veo que tienes comentadas pelis españolas y eso me gusta jaja Por que yo soy de las que suele ver pelis españolas,intento ver las que puedo y la verdad tampoco es tan desagradable ver lo que se hace en españa.No esque todas sean buenas pero hay pelis que se pueden ver.
A mi me gusta!!!!

Asique nada yo tambien me pasare por aky!!!

Un beso!!!

Anónimo dijo...

"...pues hasta yo la puedo dirigir y seguro que hubiera obtenido un mejor resultado"... toma ya!
Cierto es que se nota que no está el tito Branagh por medio...gracias a Dios!!...justo lo que menos echo de menos de la película. Con el amigo Kenneth se hubiera convertido en un cúmulo de sobreactuaciones superdramáticas, pero eso sí "mu sentidas" porque claro...estamos interpretando a Shakespeare.
No es ninguna maravilla de película, está claro. Creo que una ubicación histórica sí puede ser reclamo para una película. Obviamente el hecho de que no consigas conectar con las películas de época ya te predispone en tu caso.
Se te ve el plumero respecto al tito Al... que te pone porque le sale su lado mafiosete.
Pero estoy de acuerdo contigo en que lo borda respecto a cómo se va hundiendo cuando desarman sus ansias de venganza y te preguntas quién es el odioso, el judío usurero o el mercader prejuicioso.
Joseph Fiennes, ciertamente penoso, parece mentira que le saliese tan bien "Shakespeare in Love".
Jeremías,..pues pasaba por allí de turismo por Venecia.
La banda sonora de Jocelyn Pook, preciosa.

Muy majo tu blog.
Saludos desde la Tierra Media.

Lola dijo...

Ricardo, fui yo misma quien suprimió el comentario, después de haberlo publicado, pues no me gustó la redacción.
No he tenido tiempo de escribir otro comentario nuevo, que me gustara más...así que apúntame en peli guapa. Un abrazo, Ricardo.

Gorky dijo...

El mercader de Venecia tiene un problema a mi entender: es un tipo de cine que denomino "teatralizado", es decir, que no existen unas escenas continuadas en el espacio, sino que son escenas yuxtapuestas a modo de cambios de telón en un escenario.
De ahí las escenas de los pretendientes que parecen fuera de contexto.
Lo único que hace falta para apreciar la peli es cambiar el registro de visión y pensar que estás en un teatro. La cosa cambia y descubres una película distinta y original.
Otra particularidad de esta versión es que se hable en prosa y se actúe teatralmente, de ahí el tedio que provoca en determinados momentos y se empalague su visión.
Los actores son estupendos sin duda y su actuación de matrícula, todos según el papel que Shakespeare les dió.
Otra cosa es que William fuera británico y sus historias aparte de famosas sean tediosas en sí mismas. El pobre hombre ni era Cervantes, ni Lope de Vega, ni Calderón de la Barca.
Siento discrepar, pero a mi me encantó la película en términos generales aunque reconozco la soseria de Bassanio y la pasividad de Jeremy.
Saludos.

Ricardo Baticón dijo...

Tere bienvenida a mi blog, aquí podrás pasarte cuando quieras a echar un vistazo o comentar alguna peli... fenomenal!. Por mi parte, como gran fan que soy del cine español, te diré que no dejaré de comentar pelis realizadas aquí... al final son con las que más nos identificamos, no??... Aunque como verás comento un poco de todo tipo... las que voy viendo, sin preferencia alguna.

Anónimo, me he echado unas risas con tu comentario, sobre todo en lo de "s"e te ve el plumero respecto al tito Al... que te pone porque le sale su lado mafiosete"... es cierto, me has pillao!... su personaje de Michael en El Padrino es uno de mis personajes favoritos del cine, grandioso!... Y NADA, que me alegro mucho que desde la Tierra Media me haya llegado un visitante a mi blog! y espero que a partir de ahora... un nuevo comentarista!...todo un placer. Mis saludos a Frodo y compañia.

Ricardo Baticón dijo...

Lola, tú suprimes tú comentario... y yo te le vuelvo a "pegar" en un comentario mío!... en fin, habrás alucinado en colores. Claro, ahora lo entiendo, lo de "El autor ha eliminado esta entrada" se refiere al autor del comentario, no del blog!!... no volverá a pasar para una próxima vez!. Apunto tu voto a peli guapa!


Gorky... en primer lugar, muchas gracias por visitar mi blog y dejar un comentario. He visto de un vistazo rápido en tu perfil que tú tienes dos blogs y... voy a pasarme por ahí en breve!. Y en segundo lugar, no tienes que sentir nada por discrepar de mi opinión!, al contrario, más divertido, no?. Para eso está el cine, para disfrutar primero de la película pero luego para comentar con los amigos o con la pareja o con quién sea lo mejor, lo peor, las mejores escenas, la música... si todos dijéramos que "muy bonita", o "qué rollo" no tendría sentido el cine!. Es sano discrepar, no?... siempre respetando la opinión de los demás, claro está.

Ah, y la próxima vez que la vuelva a ver o alguna peli basada en Shakespeare... intentaré seguir tu sabio consejo de "cambiar el registro de visión y pensar que estás en un teatro". Gracias!

Adela Fernández dijo...

Estoy de acuerdo, a mi también me defraudó profundamente esta peli.

Ricardo Baticón dijo...

Adela, pues te apunto en la lista de Peli no guapa, ¿no?...

Gracias por tu visita y comentario!