miércoles, 27 de octubre de 2010

viernes, 15 de octubre de 2010

EL REGALO DE SILVIA (de Dionisio Pérez Galindo)


“Hoy estoy muy contenta, por fin he encontrado lo que iba buscando: un sentido a mi vida”

¿Estamos en esta vida por puro azar? ¿Por algún motivo en concreto?.. ¿O realmente estamos sólo de paso y sin ningún fin especial?

¿Puede nuestra existencia influir o cambiar las vidas de los que me rodean?

El regalo de Silvia es una película que nos invita a reflexionar y a interrogarnos cuestiones como las expuestas… Una película planteada para que, aquellos que se atrevan a verla, extraigan por sí mismos sus propias conclusiones y deliberaciones sobre cuál es la misión o el sentido de sus vidas en su paso por este Planeta

“Todo me parece una mierda, un sin sentido que… no entiendo nada, de verdad. Estoy vacía, joder”

Película sincera, bella… Triste, nostálgica, dura, realista… Vidas paralelas, historias humanas. Aquí los protagonistas no son superhéroes ni villanos, SÓLO personas con sus penas y alegrías. Personas, de carne y hueso.

Una vez más el cine español nos abre los ojos para brindarnos una historia cercana, realista, de la calle… Depresión, alcoholismo, delincuencia… Película coral. Película sencilla… pero a la vez, grande y compleja

“Pero eso sí todo esto no se lo puedo decir a nadie porque se supone que soy una mujer feliz, guapa, inteligente… Y ahora me tengo que arreglar para ir a una fiesta y atacar a quién se atreva a dudarlo”

La película está rodada y narrada de una manera muy cuidada, con mucho sentimiento y sensibilidad, amparada frágilmente bajo una música armónica compuesta por Jorge Aliaga que sintoniza y baila perfectamente al compás que marcan las imágenes.

“Pero en el fondo… sólo quiero saber cómo agarrarme a la vida, nada más”

La película nos va a contar la vida de un grupo de personas sencillas que llevan unas vidas gobernadas por el miedo, la angustia y la desesperación… Personas desconocidas entre sí pero unidas por un lazo común que las hace mantener intacta la esperanza de vivir… ¿Os gustaría saber cuál es este lazo que tienen en común todas estas personas?... Pues ya estáis tardando en ver esta bonita película…

“Todos saben quién soy, por lo visto todos saben quién soy… Sí, sí, hasta el portero de la casa sabe quién soy. Todos lo saben menos yo… y eso me preocupa, la verdad”

El regalo de Silvia es una historia repleta de sentimiento, solidaridad y humanidad… contada desde un plano de gran dureza y realismo. Si algo hay que decir no a favor de esta película es precisamente esto: que quizás a veces peca de ser demasiada realista y dura… De ser tan dura… como la vida misma.

“Tantas horas de ensayo, de estudio para nada… Al final para darme cuenta que todo es mentira…”

Comprendo que para mucha gente, y más con la situación de coyuntura económica actual que estamos padeciendo, no es éste el mejor momento para disfrutar de El regalo de Silvia... Pero cuando os encontréis con el ánimo más subido y con ganas de disfrutar de una película llena de buenas intenciones… yo que vosotros no dejaría pasar la oportunidad de verla ya que ésta es de esas películas que “aportan”… y bastante.

La amistad, enamorarse, ilusionarse, decepcionarse, volver a ilusionarse, ascender, crecer… volver a caer. Una película plenamente humana, llena de sentimientos… ¿De verdad que os la vais a perder?

“Seducir es como pescar… Tú lanzas miradas que pueden ser verdaderos anzuelos”

Además cuenta con un elenco de actores muy generoso como es Bárbara Goenaga, Luis Tosar, Víctor Clavijo, Adriana Domínguez, María Bouzas… Y todos ellos orquestados bajo la batuta de la dirección de Dionisio Pérez Galindo. Como curiosidad, la web de Zinema nos dice al respecto “Es la primera película dirigida por Dionisio Pérez, autor en 1992 del guión titulado La sirena más turbadora, origen de Lágrimas negras (1999)”

“Los ojos están apagados, no tienen expresión. Es muy difícil engañar con la mirada, imposible. Con la boca sí, la boca es la pura mentira. La nariz la pobre parece que está de adorno… Las orejas, feas… feísimas. Es que empiezo a observar las orejas de la gente y no las entiendo…”

Por cierto, me encanta el diseño de su cartel cinematográfico que tiene como protagonista a la guapa Bárbara Goenaga que lleva todo el peso interpretativo de la película… y también me gusta la descripción tan ingeniosa que hace del film Alberto Bermejo en el periódico El Mundo:

“Todo aparece prendido con alfileres en este puzzle voluntarioso y bienintencionado, pero sin misterio... Deshilvanada en su conjunto, se sostiene sobre el trabajo de los actores, que aportan dignidad y presencia al filme."

“¿Sabes que hay peces que cambian de color por el estado de ánimo…?... Si están tristes generan colores apagados pero si están contentos tienen colores vivos, fuertes… como las personas. Bueno, como los ojos de las personas”

Peces, whisky, lágrimas, motos, pizzas… Animaros a verla y comprenderéis de qué os hablo. La película es todo un conglomerado de metáforas y señales.

“Hoy estoy muy contenta, por fin he encontrado lo que iba buscando: un sentido a mi vida”

Con esta frase que pronuncia Silvia (Bárbara Goenaga) empieza y finaliza la película¿De verdad qué os vais a quedar sin saber qué es lo que ha encontrado Silvia para dar un sentido a su vida?

viernes, 8 de octubre de 2010

Dime, ¿cuánto te he costado?



- “Dime, ¿cuánto te he costado?”

- “5 millones”

- “¿Y eso es caro?"

- “Para burlar a la muerte, no es nada”

No os confundáis. Este diálogo no corresponde con el fotograma seleccionado. Sí, el diálogo es de la película, pero pertenece a otra escena de la misma.

En cambio, en el fotograma elegido... tenéis toda la información que necesitáis para adivinar el nombre de este film. Por un lado, si os fijáis bien, apreciaréis a nuestros dos protagonistas y por otro lado, veréis un innovador barco, diseñado por uno de ellos dos y bautizado con el nombre de “Renovatio”

... ¿Necesitáis más pistas para saber el nombre de esta película?

viernes, 1 de octubre de 2010

Piénsalo



“¿No crees que a mucha gente le vendría bien un poco de control?... Que otro tome las decisiones por ti… Sin elecciones complicadas ni responsabilidades. Piénsalo”

Pues eso, pensadlo… mientras intentáis adivinar a qué película “impactante” corresponde este fotograma y reflexión… ¿Lo sabéis ya?