miércoles, 19 de marzo de 2008

LA AMENAZA FANTASMA (de George Lucas)

Soy un reciente descubridor de esta saga galáctica compuesta de seis películas (trilogía antigua + trilogía moderna). Vamos, que hasta hace unos años no había visto ninguna de estas películas, no me atraían, me daban la sensación de que me iba a aburrir mucho viéndolas.

Pero con el tiempo las he ido descubriendo y apreciando su enorme “valor” que han ido aportado estas películas al mundo del cine. Valor que está muy por encima de su calidad estrictamente cinematográfica. Van mucho más allá en todo, en su marketing, en su promoción, en su merchandising… el Sr. Lucas ha sabido “crear valor” con Star Wars y llegar a la gente. Ha sabido crear una comunidad repleta de verdaderos apasionados por este mundo inventado e ideado por él donde lo que menos importa son las seis películas en sí sino todo lo que las rodea. A los aficionados de estas películas lo que les gusta de verdad es compartir opiniones, afinidades, comics, disfraces…

Este fenómeno de masas ha sido imitado de manera similar en sagas como la de El Señor de los Anillos, Matrix… o la de Harry Potter, consiguiendo hechos insólitos entre sus fans. Por ejemplo, la saga de Harry Potter ha conseguido que miles de jóvenes hagan colas en las librerías para poder hacerse con las últimas ediciones que van saliendo!. La Saga de Star Wars fue pionera en crear este tipo de comunidades donde miles de personas comparten el gusto y la pasión por un tipo de películas o de libros, ¿no pensáis que es de agradecer?... todo lo que sea fomentar la cultura y la lectura, bienvenido sea.

No he visto muchas veces la Saga de Star Wars (unas tres veces toda la saga completa) pero cada vez que las vuelvo a visionar debo de reconocer que lo que más me apasiona realmente de ellas es todo su fenómeno o movimiento de masas que las rodea: su movimiento fan, su merchandising, sus publicaciones, sus figuras…todo! A veces creo que me atrae más cualquier cosa que tenga que ver con la marca de Star Wars que las propias películas en sí que componen la saga.

Y es que Star Wars no deja de ser la primera película que introdujo productos de merchandising en el mercado y esto ya lo hizo el George Lucas hace más de 30 años con la primera película de la saga, La Guerra de las Galaxias, Una Nueva Esperanza. Hoy en día Star Wars sigue siendo un ejemplo de cómo hacer las cosas bien, cómo vender y promocionar una película como Dios manda, y sólo por esto, los amantes del cine siempre estaremos en deuda con ello. Porque todo este movimiento “marketiniano” que rodea cada vez más a las promociones de las películas ayudan mucho a que los aficionados al cine amemos aún más el cine y nos identifiquemos con sus personajes o símbolos que en él aparecen. Vale que a veces las macro-promociones sólo sirven para que la gente vaya a ver "en masas" películas de muy baja calidad, y películas de muy bella factura (con firmas más independientes) pasan sin pena ni gloria por las pantallas de cine. De acuerdo, pero si tengo que elegir, prefiero que existan estas promociones que animan a la gente a ir al cine a que no existan. Al menos ayudan algo a impulsar el cine y ponen su granito de arena a que no muera la magia de disfrutar de una película en pantalla gigante.

Star Wars siempre ha ido un paso por delante en el mundo del cine. Para empezar George Lucas, de manera muy inteligente, ha sabido crear una saga de películas que son multi-raciales, en la que nadie se vea discriminado por el color de su piel o por su religión. En las seis películas hay actores blancos, negros… y mil especies diferentes conviviendo en un mismo planeta… Si en este mundo imaginado por Lucas son capaces de convivir todos estos seres galácticos ¿por qué no lo vamos a poder hacer los humanos en la vida real? Ésta es sin lugar a dudas una de las claves de su éxito en todo el mundo: las películas de Star Wars llegan a todos los públicos sin que importe la edad ni la raza ni la nacionalidad ni la religión de cada persona. No discrimina a nadie y por supuesto, toda la publicidad promocional de cada una de las películas fue diseñada respetando la cultura de cada país: carteles cinematográficos adaptados a los gustos o tendencias culturales de cada país, respetando sus diferentes culturas, las películas traducidas en todos los idiomas posibles, etc. Todo esto es hacer una buena promoción y un buen estudio de mercado y lo demás tonterías. Saber llegar a todas las gentes, independientemente de sus tendencias culturales o diferentes tradiciones.

"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva al odio, el odio lleva a la ira, la ira lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti"

Centrándonos en lo que es el Episodio I de la saga, es decir, La Amenaza Fantasma, tengo que comentar sobre ella que me gusta y que la tengo cierto cariño porque fue la película que me abrió los ojos a este espectáculo visual cinematográfico maravilloso que representa Star Wars. Como he comentado al principio de esta entrada, yo no soy de la generación que allá por el año 1977 tuvieron la suerte de contemplar por primera vez en la sala de un cine cómo el destructor imperial atravesaba e invadía la pantalla grande del cine persiguiendo a la nave de la princesa Leia. Sí, una pena, no haber presenciado ese momento mágico del cine. Yo las descubrí bastantes años después y en orden cronológico… de las más modernas en realización (Episodios I, II y III)… a las más antiguas (Episodios IV, V y VI).

Sí es cierto que cada vez que vuelvo a ver La Amenaza Fantasma y la comparo con las otras dos que componen la saga de la era moderna, es decir, El Ataque de los Clones y La venganza de los Sith, pues observo que es la más “graciosa” de ver pero la menos seria en su realización. Está filmada con bastante caos y desorden cronológico. Se nos quiere contar muchas cosas pero sin una estructura lógica de seguimiento y sin una medición de tiempos equitativos.

Estéticamente en su realización, como todas las demás, es preciosa y espectacular. Impecable ese poblado desértico de Tattoine, o el mundo submarino donde vive Jar Jar Binks… y en líneas generales todos los escenarios son para recrearse, creados con gran detalle y belleza estética.

Pero tiene cosas que si hubiera una segunda revisión oficial del propio Lucas, estoy convencido que suprimiría o al menos modificaría porque aburren. Por ejemplo, la carrera de vainas es espectacular pero excesivamente larga, tanto sus preliminares que parecen los que da la televisión antes de correr Fernando Alonso (que conectan una hora antes), como la propia carrera en sí en la que se nos narran con todo tipo de detalle las tres vueltas. Para eso están los extras de los dvds, para que me pongan toda la carrera pero en la película no es necesario, paraliza la historia y desconecta al espectador de la trama y acción. No es que aburra la carrera pero se hace pesada porque aunque está filmada de manera espectacular pero sin embargo provoca que a los diez minutos se piense que se trata más visualmente de un videojuego que de un film y eso hace “desconectar” al espectador con la historia.

Yo hubiera puesto toda la carrera completa (para deleite de los aficionados) en un disco extra de la edición en dvd. Así sí, como si dura tres horas la carrera, pero en la película oficial, la que se estrenó en las pantallas del gran cine… no puede durar tanto una carrera. Es mi opinión.

Por otro lado, se escribió mucho en su día de que el personaje de Jar Jar Binks era “irritante, odiado, infantiloide y…prescindible”. Y estoy de acuerdo, sobre todo en lo de que es prescindible… porque, seamos sinceros ¿qué aporta?...la gente de su poblado para la batalla final sí aportan sustancia a la historia… ¿¿¿pero él???... Lucas tomó buena nota de las críticas de la gente y a tres años después en El Ataque de los Clones no le hizo desaparecer porque hubiera “cantado” demasiado pero le colocó en un papel más secundario (sustituyendo eventualmente en el Senado a la Senadora Amidala) y más “estático” (sin hacer tantas chorradas con sus orejas y manos). Creo que cuando Lucas creó este personaje lo hizo con muy buena voluntad y convencido de que sería un personaje tan entrañable como fue en su día C-3PO o el mismo R2D2. Pero no, se equivocó, y la gente es juez y dictó sentencia… no gustó nada este personaje.

En líneas generales esta primera película de la era moderna de Star Wars tiene cosas muy positivas. Por ejemplo, tiene en mi humilde opinión, el Jedi que es más Jedi de toda saga y me refiero a Qui-Gon Jinn que interpreta magistralmente Liam Neeson. Es Jedi 100%, es decir, es honrado, buena gente, lucha bien, valiente, generoso… reúne todas las cualidades que debe de tener un excelente Jedi. Pero lo que no entiendo es ¿POR QUÉ LUCAS SE LE TIENE QUE CARGAR?, ¿POR QUÉ SALE SÓLO EN UN EPISODIO?, ¿POR QUÉ ESTE DESPERDICIO DE TANTO TALENTO JEDI?...no tenía que haber muerto nunca, es el mejor Jedi de toda la saga… Yo me quedo antes con un Qui-Gon Jinn, que con cien Obi-Wan Kenobi. No lo logro entender. Si Lucas hiciera otros 3 episodios para concluir la saga que dice que tiene en su cabeza… habrá que resucitarle de alguna manera… con “la fuerza” todo es posible, ¿no?

Y por otra parte, en el Lado Oscuro (el lado que a todos nos gusta… je, je, qué malos somos todos) hay también un personaje nuevo que es Darth Maul (Ray Park), que al contrario de lo que provocó Jar Jar Binks, éste en cambio causó verdadera pasión entre los seguidores apasionados de Star Wars. Vamos, yo casi diez años después del estreno sigo viendo en los carnavales a mucha gente que se disfraza con su cara roji-negra y su espectacular doble espada láser. La lucha de Darth Maul contra los Jedis Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi es espectacular, de las mejores luchas de las seis películas. Pero… ¿POR QUÉ LUCAS TAMBIÉN SE CARGA A DARTH MAUL???... No sé, soy un gran admirador de George Lucas porque creo que es un pequeño genio, pero en esto… ¡me han fallado! O él o su equipo de asesoramiento marketiniano que debería haberse anticipado a los gustos de la gente. No requiere grandes estudios de mercado para haber adivinado que con ese vestuario e indumentaria espectacular y con ese rostro bicolor…estaba claro que iba a ser un personaje de mucho éxito! ...había que haberlo mantenido en las otras dos películas!

Y bueno…un 10 para la diseñadora de los vestidos de la Reina Amidala y otro 10 para la madre que parió a Natalie Portman, no se puede crear mayor belleza.

"¿Eres un ángel? Un ángel. He oído hablar de ellos a los pilotos del espacio profundo. Son las criaturas más hermosas del universo. Viven en las lunas de Iego, creo"

Respecto a las desapariciones prematuras de los personajes de Qui-Gon Jinn (Liam Neeson) como de la de Darth Maul (Ray Park)… ¿qué pensáis?, ¿compartís mi opinión de que deberían haber aparecido también en los otros dos episodios que completaron la saga moderna o por el contrario pensáis que la película quedó mucho mejor con sus muertes?

3 comentarios:

Ana dijo...

Yo vi los tres ultimos capitulos hace muchos, muchos años, y casualmente me lo pasaron hace poco en dvd remasterizados y estuve viendo "la guerra de las galaxias, una nueva esperanza" en esta semana santa. Hay aparece un jovencisimo Harrisond Ford que es una pasada "Han Solo".
A mi me encanta esta saga y la verdad, una de las frases que mas impactan son "Luke, soy tu padre" .. joe! ... descubrir que tu padre es el malo de la peli y encima que tengas que luchar con él. Luego, cuando se enfrenta en la ultima entrega todo acaba como debería de ser y no de otra manera. Respecto a la muerte de este personaje, pues si, yo creo que debe de ser así, tal y como lo ponen.. En fin, una pasada los seis capitulos.
Me ha encantado tu entrada..
Saludos.

Anónimo dijo...

yo no soy nada fan de estas pelis, no me gustan en general me parecen un auténtico tostón y aunque sé que tienen todos los ingredientes del gran cine, efectos especiales portentosos y demás, yo soy de las que valoro más una buena historia cercana y casera a poder ser con buenos actores y actrices de nuetra tierra.

Ricardo Baticón dijo...

Qué bueno, Ana, a si que viste los tres ultimos capítulos hace "muchos, muchos años"... sólo te ha faltado añadir "en una galaxia, muy, muy lejana..."

Sí que es cierto que los capítulos más antiguos tienen cierto encanto o romanticismos: esas naves, Han Solo, Princesa Leia... aunque yo vi primero las más modernas y ahora, recientemente, las he vuelto a ver y por eso me apetecía comentarlas. En otra ocasión volveré a ver los capítulos IV, V y VI. Me alegro que te haya gustado mi entrada y que te haya servido para recuperar viejos recuerdos sobre estas pelis. Gracias.

Anónimo, gracias por dejar tu comentario. Tu opinión creo que es compartida por mucha gente. Es lo que tiene este mundo de Star Wars: o crea verdaderas pasiones como lo demuestra todo su movimiento fan o produce verdaderos rechazos (de tostón, como bien dices).

Un saludo!