viernes, 10 de julio de 2009

PUDOR (de David Ulloa y Tristán Ulloa)

¿Tenéis hoy un día de esos tristones y tontos en los que uno siente apetencia y rechazo con todo lo que le rodea... y en los que uno está enfadado con el mundo sin saber muy bien por qué?... Pues entonces… ¡no es un buen día para que os animéis a ver Pudor!... Vamos, más bien ni se os ocurra hacerlo porque de lo contrario... os hundirá en la mayor de las miserias y acabará de rematar por completo vuestro "maravilloso" día… Y claro, tocaréis fondo (como les ocurre a los propios personajes de este film).

Estamos seguramente ante una de las películas más deprimentes y tristes del cine español más reciente. En Pudor cada personaje está perdido, sin rumbo, sin metas… sin nada. En Pudor cada uno de sus personajes saca a relucir de su personalidad justamente lo que no hay que mostrar al mundo: el lado oscuro y más personal e íntimo de cada uno. Es decir, las rarezas y las paranoias más íntimas que tenemos cada uno de nosotros (¡y que todos tenemos alguna!... pero que hay que dejarlas y aparcarlas ahí, en la intimidad y privacidad de cada uno.

"Pudor es una mirada a la intimidad, a los deseos, obsesiones, secretos y miedos que no confesamos ni siquiera a quienes más queremos. Ese pudor conduce a la incomunicación y a la soledad"... nos cuenta con mucho acierto la Web de La Butaca.net

Por un lado tenemos a un niño (con aires de Harry Potter) listillo, rebelde y un poco insoportable, a un padre de familia (Nancho Novo) con el miedo metido en el cuerpo por su futuro incierto que se le avecina, a una madre (Elvira Mínguez) desconcertada con su atractivo sensual y perdida en su propia sexualidad, a una hija (Lorena Mateo) sufriendo su adolescencia e inclinación sexual, a un abuelo (Celso Bugallo) perdido en sus recuerdos y amores no correspondidos… Como veréis, estamos ante todo un círculo repleto de historias decadentes y entrelazadas entre sí (al menos familiarmente hablando).

Ya sabíamos que la vida no es un camino de rosas pero no se si me apetece que me lo recuerden con tanta dureza y tristeza… Ahora, eso sí, hay que reconocer el trabajo serio y bien realizado el que firman los hermanos Ulloa, David Ulloa y Tristán Ulloa, que nos dejan un film de los que no permiten ni un respiro ni una sonrisa al espectador. En Pudor no hay tregua alguna. Es la vida misma en su faceta más dura y cruel.

“Es la primera vez en mucho tiempo que alguien me habla de lo que siente realmente… ¿Sabes? A mí también me gustaría hablar lo que siento… y creo que contigo podría hacerlo, si a ti te parece bien, claro”

18 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

película deprimente y triste según dices. Pues fijo que no la veo. No me agrada nada pasar un mal rato viendo cine. Un abrazo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mundo Cinefilia dijo...

Hola! quieres participar del premio mejor blog de cine 2009? pásate por Mundo Cinefilia, primer banco de cinéfilos de habla hispana, a ver qué te parece!.
Te esperamos!

Pabela dijo...

Epa!, por lo general esas historias entrelazadas me gustan y algo me atrajo de todo lo que has contado. Si la consigo yo creo que la veo eh?! hajajaja así de masoquista andamos.

Frusly dijo...

Me han entrado unas ganas locas de verla...

me la apuntaré =)

Un saludo

María dijo...

Aunque es más agradable ver películas optimistas o de humor para alegrarnos los días, a mí también me gustan las películas que tratan de la vida misma, de la intimidad, deseos, obsesiones, soledad, tristeza, miedos... ¿por qué esconder lo que nos aporta la misma vida? tristezas y también alegrías, pues las películas también son bonitas verlas de todo tipo, la verdad es que tu opinión me ha llamado la atención, y sí que pienso verla cuando tenga oportunidad, aunque ya sé lo que me espera jaja lágrimas desde el principio.

Hacía mucho que no visitaba este interesantísimo blog, voy a ojearlo a ver qué películas has comentado en estos días pasados.

Un beso.

Lola dijo...

Peliculón.
Tristán Ulloa es fascinante como actor, eso no lo digo solamente yo, pero hay que reconocer que este tipo de cine, de aires melancólicos, de cierta tristeza se agradece mucho porque el excelente guión va directo al espectador. En la boca de esa Elvira Mínguez y su lánguida mirada, su desconcierto. Nancho Novo recuperado para el cine, (menos mal) y sobre todo la sensación latente en todo el metraje de que el pudor, el no decir algo íntimo cabalga por toda la película de los hermanos Ulloa.
Un ejercicio inteligente, relaista.
Donde ese gran actor que es Celso Bugallo nos regala otra joya de interpretación.
Me encanta esta película.
Es necesario que el cine español arriesgue con estas historias llenas de telarañas de olvido, de palabras que no se pueden decir, de miradas que hablan por sí solas.

Excelente crítica, Ricardo. Presentar a los personajes era muy difícil y lo has logrado.

Saludos.

Merce dijo...

Hola Ricardo!!
Cuánto tiempo sin venir por aquí!. Perdona. Me iré poniendo al día poco a poco. Un beso

Ricardo Baticón dijo...

Buenas!!

Fernando, pues tu opción es respetable, aunque lo último que yo pretendo es incentivar a no ver cine!!... Pienso que es mejor verla... porque ya sabes, para gustos... Saludos!


Hola Mundo Cinefilia, agradezco tu invitación y pasaré en breve a conocer el espacio cinefilo que me ofreces. Gracias por pasarte por aquí y ya sabes, puedes pasarte de nuevo cuando lo desees! Gracias.

Hola Pabela!... pues claro que sí, tu como buena cinéfila que eres fijo que verás en ella buen cine... Eso sí, yo dejé claro mi aviso... si tienes un día algo "plof"... no se si ésta es la mejor opción!!... Ya me contarás qué te pareció si consigues verla.

Hola Frusly... agradezco mucho tu comentario porque me ha encantado... Con tu comentario se puede demostrar lo diferete que somos las personas!, compara tu comentario con el de Fernando... dos reacciones bien diferentes, las dos igual de respetables... Y es que tal claro, sobre gustos no hay ningún libro escrito que diga totalmente la verdad!!

GRACIAS A TOD@S!

Ricardo Baticón dijo...

Hola de nuevo!

Hola María, nada que objetar en tu excelente reflexión. Y nada que objetar porque yo soy el primero que pienso así y que me gusta las películas que hablan de sentimientos o de las que simplemente hablan de la soledad como Lost in Translation. Pero también pienso que hay un momento para cada película y quizás yo Pudor no la vi en el mejor momento, en otro momento seguro que me hubiera llegado "más". Me alegro que te siga gustando pasar por este lugar donde intentamos hablar... sobre cine. Gracias!

Lola, sabes?... ya echaba de menos comentarios tuyos así de chulos!... Son una gozada porque complementan mis posts (además ahora que son más breves los post... pues mucho mejor!)... Con tus comentarios das el toque cinéfilo de experta que aportaban siempre tus entradas en Preguntas y Flores (y que esperemos que algún día vuelvan... ya se las echan mucho de menos!!)... Pero bueno, mientras, ya sabes que aquí tienes un espacio para escribir todo lo que quieras sobre cine y así poder quitarte un poco el "mono" de escribir sobre cine que estoy seguro que "algo" tienes... a que sí?... Ah y yo encantado que lo hagas aquí. Me alegro que te haya gustado la presentación de los personajes (la verdad es que no estaba seguro de ello). Un abrazo!

Merce, es cierto que este blog y el de Fragmentos ya te echaban de menos!!... pero NADA que perdonar, eh??... encantado de que te pases por aquí cuando te apetezca y quieras!, gracias!

MIL GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS!!

Anónimo dijo...

si, esta peli me dejó hecha polvo, pues saca a relucir la intimidad más recóndita de cada personaje, y uno siente que invade una parcela más que privada, es una sensación de salto al vacío hacia lo que ni uno mismo quiere ver de si mismo, pero ahí está.

Deprisa dijo...

Seguro que es una película fabulosa, pero por mi propia inclinación personal prefiero ver películas de acción o alegres y dejar la melancolía para los libros (que me encantan). Ya se sabe, es cuestión de gustos.

Pabela dijo...

Querido amigo Ricardo,te he dejado un premio en mi blog porque creo que vaya película más guapa o no es uno de los últimos blogs JOYA que he descubierto. Pásate a retirarlo!.

Ana dijo...

Ahora mismo es que no tengo mucho tiempo de ver cine.. pero de vez en cuando tambien gusta una peli que te haga llorar un poquito... lo tendre en cuenta.
un beso Ricardo.

Dialoguista dijo...

Aca estoy!!!!!
Volvi!!!
La verdad Ricardo que a mi tampoco me apetece (que expresion más linda) ver una peli tan tan deprimente!! la dejo para otro momento.
BESOS!!!!

Xavier Vidal dijo...

No la vi, pero la recatáré.

Felicidades por el blog! En cuanto pueda te agregaré a mi lista de amigos. Saludos!

http://cachecine.blogspot.com

Ricardo Baticón dijo...

Buenas!!

Hola anónimo, te felicito por tu descriptivo y acertado comentario sobre la peli, porque realmente esa es la sensación que transmite la película y que es difícil de describir. Como muy bien apuntas, es una película que "saca a relucir la intimidad más recóndita de cada personaje, y uno siente que invade una parcela más que privada". Muchas gracias!

Hola Deprisa!, bienvenida a este blog y gracias por tu comentario. Así es, todo es cuestión de gustos y este tipo de películas está claro que no es del agrado de todo el mundo. En cuanto pueda me paso a visitar tu blog. Gracias.

Hola Pabela!, pues muchas gracias por tu gesto. Viniendo de un blog cinéfilo tan experto como el tuyo, para mí es todo un honor. Muchas gracias!!

Ricardo Baticón dijo...

Hola de nuevo!

Ana, ya se que no andas con mucho tiempo para ver cine, pero ya sabes, si te gusta esta temática, apúntala en tu lista de "películas para ver... cuango tenga tiempo", un abrazo!

Hola Dialoguista!, pues buena elección si realmente ahora mismo estás en un momento de no ver muchas cosas un poco tristes... y deprimentes. Ya encontrarás algún momento más optimista en la que a lo mejor te "atreves" a verla. Un saludo!!

Hola Xavier!, agradezco tu visita y comentario. Me alegro que te haya gustado este blog. En breve me paso a conocr el tuyo. GRACIAS!!