domingo, 16 de noviembre de 2008

LA SOLEDAD (de Jaime Rosales)

“¿Se puede oír el silencio? Jaime Rosales respondería tajante que sí. Es en las transiciones silenciosas, en la quietud herida del natural devenir del tiempo, que discurre en flujo calmo y perfectamente armonioso en este mosaico de retales de humanidad hurtados a la realidad inasible e invisible, donde La soledad se hace oír con mejor transparencia. Una de esas películas inabarcables, en las que se oye el eco de lo inefable, en las que pesa igual el antes del principio que después del final”

Este es un fragmento extraído tal cual de una crítica expresada en el periódico digital 20 minutos.es y que me gustó especialmente para comenzar este post porque sí, efectivamente La Soledad es una película caracterizada por sus grandes silencios. Hay ausencia de música, de ruido o de cualquier otro tipo de sonido ambiental… En ella sólo abunda la nostalgia, el pesimismo… y la soledad.

Sí, de acuerdo, los silencios son una técnica que utiliza a la perfección Jaime Rosales y más aún a lo visto en su última película Tiro en la cabeza, donde a lo largo del todo el film sólo se pronuncia una palabra, txacurra (perro en euskera)… Y seguramente La Soledad pase a la historia del cine español, además de por sus 3 Goyas recibidos en el año 2008, por ser una película innovadora y diferente en su forma de exponernos su historia.

…Pero La Soledad es una película que no me ha gustado ni me ha convencido… En mi opinión, para que una película adquiera el calificativo de “buena película”, además de ser innovadora en la forma, la exijo más, un plus añadido… Y lo que la exijo es, que la historia que me cuente, me tiene que emocionar, entusiasmar, atrapar mi interés y sobre todo… tiene que no aburrirme. Y nada de esto ha conseguido conmigo la película de Jaime Rosales, excepto lo de aburrirme.

Y soy un amante de las películas donde el silencio es el protagonista absoluto de la historia (Garci, por ejemplo, es un especialista en filmar grandes silencios pausados y dialogados)… Pero además exijo, que la historia que me estén contando, me aporte algo o que al menos me entretenga o atrape mínimamente mi interés hacia ella.

Y soy el primero en reconocer que la La Soledad de Jaime Rosales retrata magníficamente la vida de unos personajes cotidianos y cercanos con un realismo escalofriante para el espectador. Personajes que son extraídos de la sociedad más humana, cercana y realista. Son gente normal, gente que trabaja, gente que viaja en autobús, gentes con una hipoteca… o con una enfermedad grave. Gente que intenta sobrevivir y adaptarse cada día al ritmo frenético que le impone la sociedad… Gente que no son héroes, sólo son gente normal.

Rosales supo elegir con mucho acierto a un grupo de actores prácticamente desconocidos popularmente con el fin de lograr con el espectador una mayor empatía y cercanía con los personajes descritos en el film.

Actores que en sus interpretaciones logran expresar magistralmente fragmentos de la sociedad más cercana y realista.… Actores como son Sonia Almarcha (Adela), Petra Martínez (Antonia), José Luís Torrijo (Pedro), Miriam Correa (Inés), Nuria Mencía (Nieves)… y otros muchos que son sin duda lo mejor de la película, sus excelentes interpretaciones de todos y cada uno de ellos.
Una crítica del diario El Mundo corrobora este gran trabajo interpretativo realizado en su conjunto por todo este gran elenco de actores "Una mirada múltiple que destila autenticidad, emoción y sabiduría, cinematográfica y humana. Los actores, sin excepción, mantienen un deslumbrante tono de naturalismo magnético”

La actriz Petra Martínez, que con realismo y dosis de credibilidad da vida al personaje de Antonia, nos cuenta lo siguiente sobre su personaje “El personaje de Antonia es un personaje corriente; una persona que puedes encontrar en la calle, debajo de tu casa. Yo diría que es un personaje tan corriente que hay algo en ella que te suena familiar. En Antonia veo la síntesis de lo que es una madre. Lo hace todo por sus hijas; sufre en silencio; se preocupa por cada una de ellas; está siempre disponible. Ese amor por los hijos es algo que comprendo muy bien, algo con lo que me identifico claramente. Las historias que cuenta la película son situaciones muy creíbles, desgracias de la vida misma”

Por su parte, la actriz Sonia Almarcha nos habla así de su gran satisfacción que le ha causado el haber tenido la oportunidad de interpretar un personaje como el de Adela "ha sido un gran regalo para mí. Me siento muy privilegiada de haber podido ponerme en la piel de esta mujer. Adela es una mujer valiente, decidida, que apuesta por cambiar su vida. Es una madre que se ha criado sin la suya y que ama a su hijo y no se conforma. Es una mujer sola, poco habladora. Una mujer a la que el silencio no le asusta; se siente a gusto en él. Creo que la entiendo bien, entiendo sus ganas de vivir, su amor a su hijo, su seguridad"

Y a Jaime Rosales hay que apropiarle este gran mérito, el de haberse sabido rodear de un excelente grupo de actores que consiguen todo un recital coral de registros interpretativos… En este sentido, la actriz Petra Martínez continúa hablándonos de la forma que tiene Rosales de trabajar con los propios actores:

“Jaime trabaja con un equipo de gente en la que confía plenamente. Me llamó la atención la forma que tiene de situarse en el rodaje. No ve el rodaje a través del combo. Se sitúa estratégicamente en el set siempre del lado de los actores. Eso quiere decir que los actores le importamos mucho y eso nos da confianza. La peculiar forma de trabajar que tiene y la manera de contar las historias es lo que creo que hará que esta película sea muy especial. Yo creo que habrá momentos en los que el público se emocionará y otros en los que verá la acción de una forma mas distanciada”

Fuera a parte de que la película pueda gustar más o menos, o que pueda aburrir más o menos, lo que es indiscutible es que Rosales es un todo un innovador en la forma/técnica que utiliza para contar historias. Rosales tiene un concepto diferente al resto de directores respecto al modo de contar historias. Concretamente me estoy refiendo a su técnica experimental denominada “polivisión”, técnica que el propio Rosales la justifica de la siguiente manera:

“Desde mi punto de vista, realizar una película no consiste únicamente en tejer una historia mediante una tecnología audiovisual. Sin renunciar al placer que proporciona el relato, el director de cine tiene el deber de añadir otras dimensiones a su obra. La creación cinematográfica pasa por encontrar nuevas formas de percepción. Encontrar maneras nuevas de mostrar imágenes o enlaces entre imágenes. Aunque se corra el riesgo de fracasar, hay que intentar ir más allá. Ahí es donde entra la polivisión”

Antes de describiros lo que es "polivisión" en palabras del propio Rosales, quiero mostrar mi disconformidad con este punto de vista tan personal de Jaime Rosales. No creo, y más en tiempo actuales, que estamos inundados y saturados por un cine que nos bombardea continuamente con continuas innovaciones técnicas y tecnológicas, que la clave de sorprender y entretener al espectador resida en las formas de percepción… Pienso que lo que de verdad importa en una película es que nos cuente una buena historia, independientemente de la forma, formato o técnica que utilice como medio para contarla.

Desde que en 1991 James Cameron nos sorprendiera con los espectaculares efectos especiales de Terminator 2, El juicio final y posteriormente en 1999 los hermanos Wachowski no dejara a medio mundo con la boca abierta con las técnicas audivisuales utilizadas en Matrix, la industria cinematográfica nos ha "bombardeado" continuamente con todo una batallón de películas empeñadas en utilizar las técnicas más innovadoras y los planos más impactantes con el único fin de sorprender al espectador, pero descuidando por completo sus guiones y su tensión argumental… Y el cine actual más comercial se ha convertido en toda una competición de a ver quién sorprende más con los planos o con las técnicas audiovisuales más impactantes, en lugar de preocuparse en contar buenas historias.

Por esta razón muestro mi disconformidad con las palabras de Rosales. Como espectador quiero que me sorprendan con el contenido y no “con el adorno”… Que me sorprendan con buenas historias y no con su forma de percepción. Vosotros, ¿qué preferís?

La Soledad está contenida de muchas escenas y planos audiovisuales muy experimentales y poco vistos hasta su estreno. Planos de lejos, de espaldas a los actores, planos exteriores rodados desde el interior de una vivienda con la ventana cerrada… Otras veces la cámara es estática y no sigue a los personajes… Otras veces se nos divide la pantalla en diferentes planos para mostrarnos la misma escena pero en distintas perspectivas…

Todas estas técnicas audiovisuales utilizadas hacen de la La Soledad que estemos ante una película totalmente experimental e innovadora en el método y modo de transmitirnos las imágenes. A esta técnica Rosales la denomina “polivisión” y la describe de la siguiente manera:

“La polivisión ha consistido en dividir la pantalla (formato cinemascope) en dos mitades iguales. Cada mitad corresponde a un punto de vista diferente sobre una misma escena. A veces se trata de dos ángulos sobre un mismo espacio (por ejemplo la cocina de una casa vista desde dos posiciones distintas). Otras, una visión simultánea sobre dos fragmentos de un espacio escénico más amplio (por ejemplo, el comedor y el salón de un apartamento sobre el que los personajes vienen y van)”

Para quiénes os interese seguir sabiendo más sobre esta nueva técnica, Rosales continúa en el siguiente párrafo con su explicación… Pero si no os resulta interesante... podéis omitir el siguiente párrafo:

“La idea detrás de la polivisión ha sido crear un código homogéneo a partir de un conjunto de reglas cuya función es aportar un sistema de percepción distinto al del formato natural. El reto y la dificultad han consistido en lograr un cierto distanciamiento y ruptura respecto a la lectura natural sin que dicha ruptura constituya un freno al tránsito de emociones. Alrededor del 30% del metraje total está rodado en polivisión”

Con esta técnica de la "polivisión" los espectadores somos más voyeurs que nunca porque consigue la sensación de habernos metido en la propia casa de los actores, sin su consentimiento ni permiso. Esta técnica de Rosales convierte a los espectadores en mero espías y observadores pasivos de todo lo que ocurre en la escena. Al respecto, añade Jaime Rosales:

"La polivisión ha consistido en dividir la pantalla en dos mitades iguales. Cada una corresponde a un punto de vista diferente sobre la misma escena. A veces, se trata de dos ángulos de un mismo espacio; otras, visión simultánea"...

Pero yo ahora me pregunto ¿qué fin persigue conseguir Rosales con todos estos planos tan innovadores y experimentales? ¿Jugar con el espectador? ¿Realmente aportan algo a la historia?... Muchas de estas escenas que incorporan planos tan innovadores acaban resultando extrañas y algo “agobiantes” para el espectador ya que despistan y al final provocan el perderse en la trama y tensión argumental de la película.

Dividen la pantalla… y también la atención de espectador porque ayudan a confundir y a perder interés por la trama de la historia.

Lo que está claro es que el cine que realiza Jaime Rosales es un cine de autor demasiado personal, y como ocurre con todo de cine de autor o como ocurre con otros directores que realizan también un cine muy personal (José Luis Garci, Agustín Díaz Yanes, Julio Medem o el propio Bigas Lunas.…) pues o que se es un fiel devoto de su cine… o por el contrario se le detesta.

En definitiva, he etiquetado a La Soledad como "Peli no guapa"… ¿"Peli no guapa" y ganadora del Goya como mejor película en el 2008?... Así es… y no voy a entrar a valorar el por qué una película como El Orfanato se quedó sin el Goya a la Mejor Película cuando internacionalmente había sido laureada por medio mundo… Ni tampoco voy a entrar a opinar si Siete mesas de billar francés igualmente hubiera merecido una mejor suerte… Pero sí diré que, una vez más, se demuestra que en España es muy complicado lo de "ser profeta en la misma tierra que te vió nacer”...

Si nuestra Academia no sabe valorar lo que internacionalmente ha sido reconocido por todo el mundo… es un problema que debería hacernos reflexionar.

Y es evidente que La Soledad contiene cosas muy buenas y goza de algunas escenas dignas de resaltar, como es la que sucede en un momento en la que la trama de la película estaba demasiado estática, cuando el espectador empieza e impacientarse porque no ocurre nada… y de repente sucede una escena impactante.

Es una escena que sucede cuando tiene que suceder, en el momento preciso. Una escena dotada de tal poderío e impacto sorpresivo para el espectador que me recordó a una escena similar que tiene lugar en la película El Crack de José Luís Garci. Si sois buenos cinéfilos, posiblemente ya habréis adivinado a qué dos escenas me estoy refiriendo. Ambas, geniales escenas.

¿Qué tiene La Soledad para haber recibido tan buenas críticas?...
Pues yo a ciencia cierta la verdad es que no lo se, aunque por supuesto que la daré una merecida segunda oportunidad con el fin de intentar adivinarlo… Pero es evidente que estamos ante una película muy respetable aunque sólo sea por ser una película diferente y arriesgada en su forma de contarnos su historia y mostrarnos su trama.

Lo que está claro es que algo debe de tener La Soledad por sus 3 Goyas recibidos en el 2008 (Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor Revelación-José Luís Torrijo) y a tenor de las amables palabras que recibió por la mayoría de la crítica…

El Mundo "Una película tan rara como turbadora. Jaime Rosales sigue experimentando con el lenguaje narrativo pero, a diferencia de tantos impostores y modernos, él consigue resultados atractivos"

El País "Un reparto sobresaliente contribuye a hacer del resultado algo tan inusual que debe ser llamado por su nombre: una obra maestra"

ABC "Rosales busca un cine que emana de lo monótono, de la rutina, y trasciende por sí mismo hasta lo excepcional”

Preguntas y Flores "Sencilla e intimista, original en su propuesta, interesante...La mejor película del año...no hace falta tener actores que cobren una pasta, basta con gente que tenga capacidad de trabajo, ilusión, mucha ilusión y sobre todo, confianza...y cierto margen de libertad si tu oficio es el de actor, pues ante todo somos personas que sentimos y padecemos, como todos los demás"

Aunque también es cierto que no todas las críticas recibidas fueron flores… También hubo alguna opinión muy “crítica” con la polémica técnica experimental de la polivisión, como la expresada en Blog de cine:

“No se trata en este caso de filmar acciones paralelas partiendo la pantalla (como por ejemplo pueden hacer en la serie de televisión ‘24’), no, se trata de filmar la misma acción desde varios puntos de vista. Sí, eso es lo que hacía Fleischer, pero Rosales hace otra cosa: se rasca la barriga, mientras no nos cuenta absolutamente nada durante dos horas largas. Y ojo, que la película no me parece un bodrio, pero que haya sobresalido en la última gala de los Goya por encima de films como Siete mesas de billar francés o El orfanato, tiene delito”

La Soledad es una película dura, esencialmente amarga y triste. Repleta de conversaciones cotidianas, normales... pero sin ninguna tensión argumental. Es una película sin música, saturada de silencios... y de soledad. Yo no me lo pasé bien viéndola, se me hizo larga y aburrida. Pero que ustedes… la disfruten mucho.

“Aquí en Madrid, sola la pobre con un hijo. No debe ser fácil, ¿verdad?”

“Pues no, pero bueno, aquí en Madrid, como casi nadie es de Madrid, te acostumbras en seguida, ¿no?”

19 comentarios:

Lola dijo...

Hola Ricardo

La soledad es intimista. Un tipo de cine, casi un nuevo formato en España que muestra a los personajes sin aderezos. Es una película lenta, que depende del estado de ánimo del espectador gustará más...o menos.
Las interpretaciones son recitales de realidad, pero como has citado la gala de Los Goya, sentí enormemente que Jota Bayona no se llevara a casa el Goya Mejor película para El Orfanato. Supongo que los académicos del cine prefirieron la descarnada soledad.
No voy a escribir más; la vi una vez pero ya está. Es una película que de tan intimista...supongo que el espectador siente un poco de vergüenza invitado a la vida de estas gentes.
Diez para todos los actores, y para el guión, complejo y solitario donde los haya. De eso se trataba.
Saludos.

Tere dijo...

Tengo que verlas,es una pelicula muy peculiar y original,diferente a casi todas yo creo.

besos!

Ana dijo...

La soledad la empece a ver un día que la echaron si no mal recuerdo en versión española.. pero no me gusto el principio y la quite.
Un beso Ricardo.

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

@ngelito dijo...

Otra que me apunto en la lista Ricardo, porque no la ha visto.

Un saludo

Merce dijo...

Hola Ricardo!!!
Bueno, el tema está tan explotado en el cine que hacer una peli convencional le hubiera llevado a pasar desapercibida. No la he visto asi que no puedo decirte qué mpresion me dejó a mí.
Por lo que cuentas se centra en el lado amargo de la soledad y en el hastío que puede producir. Quizá eso es lo que buscaba provocar en los espectadores.
Un beso.

Amador Aranda dijo...

Creo que es de las pocas veces que no coincido contigo,pero a mi La Soledad, me encantó, y la anterior a ésta también, las horas del día. No quiero ver Tiro en la cabeza, porque, sinceramente, quiero seguir viendo películas de este director, y no enfadarme con él...en fin. La soledad me parece una película compleja, con un guión inteligentísimo...y no es por pedantería, pero es una película donde priman los detalles. A mi me impactó mucho la escena cuando la madre y la hija casada van en el coche a ver el apartamente, y la mujer mayor se da cuenta de que ya sobra en el mundo...muy difícil hacer eso. En fin,...para gustos, pues los colores. Un saludo.

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola a todos

Lola, gracias por tu comentario, contigo siempre aprendemos más de la película… y más cine. Sí que estoy de acuerdo que es una película que depende del estado de ánimo del espectador… Realmente esto influye a la hora de ver cualquier película pero quizás en películas tan intimistas como es La Sociedad influye más, es cierto. Un saludo.

Hola Tere. Sí que es peculiar, original?... pss, en la forma de exponerlo por la técnica de polivisión utilizada pero no por la historia en sí. Nada, cuando la veas nos cuentas tus impresiones. Gracias.

Hola Ana. Sí es cierto que la emitieron no hace mucho en Versión española. Yo ese día no la vi y seguro que el coloquio posterior estuvo muy bien. Es una película de tener mucha paciencia… es cierto Ana.

Hola Mónica, gracias por pasarte por este blog, y nada, ya me he dado de alta en el directorio de blogs que me has dado a conocer. Un saludo.

Gracias!!

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola!!

@ngelito, pues fíjate que esta película me sorprende que no la hayas visto porque yo creo que es una película que puede contener elementos que te gusten, eso sí, ya te aviso… el día que decidas verla… con mucha calma y paciencia para ver una película lenta y con poca acción. Un saludo.

Hola Merce… pues no había pensado en tu razonamiento pero puede que tengas mucha razón… al final el tema que toca ya se ha tocado muchas veces (el luchar contra las adversidades de la vida, contra enfermedades, el buscarse la vida, el trabajo, las relaciones familiares…) pero es cierto que hubiera pasado como una película más… y usando técnicas audiovisuales nuevas para contarla, quizás la hace diferente y distinta. Gracias por tu opinión, Merce.

Hola Amador. Muy interesante tu comentario y seguro que es así como lo cuentas, una película difícil de rodar, de contarlo así, con un guión inteligente… seguro que sí porque la crítica fue muy favorable… pero a mí “no me llegó”, quizás sea porque como dice Lola es una película que influye el estado de ánimo… puede ser, pero como digo en el post… en un futuro espero darla una 2da oportunidad. Gracias Amador.

Y gracias a TOD@S POR PASAROS POR AQUÍ A LEER O COMENTAR. ¡¡SALUDOS!!

La Creadora dijo...

Xiquillo pero de donde sacas estas pelis que nunca he visto!, josu, weno ultimamente es que ni veo la tele ni el ordenador, solo veo paredes siendo pintandas por mi XD jajajaja. Besitos primor!

Saludos

Ricardo Baticón dijo...

Hola Creadora!!... pero si La Soledad fue la gran triunfadora de la última edición de los Premiso Goya... Fue la gran sorpresa, porque la favorita era El Orfanato pero la estatuilla con el rostro del Sr. Goya se la llevó para casa Rosales, director de la Soledad... Ya veo que no ves la tele, ya veo... Eres toda una artista inmersa en tus obras!... Impresionante tus últimos posts... Un abrazo.

Ricardo Baticón dijo...

POR CIERTO... os comunico a tod@s que he colocado en el blog UNA NUEVA ENCUESTA SOBRE LAS MEJORES PELÍCULAS SOBRE GANGSTERS... a si que ya lo sabéis por si os apetece votar.

Por otro lado, comunicaros igualmente que debajo de esta encuesta he reflejado los resultados de las dos encuestas anteriores de las que muchos de vosotros seguro que votásteis.

MIL GRACIAS A TOD@S

@ngelito dijo...

Ricardo, la puse a bajar y cuando la estuve visualizando, recordé que la había visto una noche en la 2. La verdad es que si me gustó, me pareció muy original el juego de cámaras que usa.

Un saludo.

fernando dijo...

Tras leerte, está claro que hay qu ver esta película. Un abrazo.

la pequeña candi dijo...

Otra película que no he visto... se ve que yo soy más simple con las peliculas...
Un beso!

Natacha dijo...

Ricardito, no se yo si estoy en el estado de ánimo más adecuado para ver una peli asi.... creo que esperaré a tener los bioritmos algo más altos, jajaja.
Un beso, mi niño.
Natacha.

SUSANA dijo...

He de ser sincera Ricardo, no la vi ni la veré.

Me ha sido suficiente y muy clara tu data (y te la agradezco, se hace muy necesaria a la hora de invertir tiempo en un film)

Excelente Post, del tipo que disfruto por todos los detalles y el trabajo elaborado y serio.

Nuevamente mi Agradecimiento.

Saludos Cordiales!

Ricardo Baticón dijo...

Hola a tod@s!

Ves, @ngelito, ya me extrañaba a mí que tu no hubieras visto una peli como La Soledad!... La innovación que incorpora con las cámaras si que me parece original. Su historia... no tanto. Un saludo!

Hola Fernando. Aunque como habrás visto a mí personalmente no me gustó mucho, me aburrió, pero creo que es una película que hay que ver... aunque sólo sea para debatir si se mereció el Goya a la mejor película en la última edición de los Premios Goya.

Hola Candy!... No creo que seas más simple con las pelis!... Es cierto que una película como La Soledad requiere estar preparado para ver una peli lenta y con muy poca acción... pero al final se supone que fue la mejor película española del año pasado, según La Academia... Un abrazo.

Gracias a los tres por vuestros comentarios!

Ricardo Baticón dijo...

Hola de nuevo!

Natacha, me parece bien tu decisión... La Soledad es una película bastante triste, por qué decir lo contrario... A si que sí, estoy contigo que no es la película idónea para ver con el ánimo medio-bajo. Un abrazo.

Hola Susana!

El agradecimiento (y el gusto) es mío por tu visita y ambable comentario. Me alegro mucho que te guste el estilo de mis posts (quizás a veces un poco rolletes) pero disfrutes de todos sus detalles. Mi enhorabuena igualmente por tu blog que le he visitado más de una vez y que por supuesto volveré. Y ya sabes, las puertas de este lugar cinéfilo las tienes siempre abiertas para cuando quieras volver a escribir un comentario.

MUCHAS GRACIAS!!